Durante el penúltimo mes del año la fortaleza del dólar afectó severamente las paridades en el mercado de cambios internacional, en especial a las economías emergentes.

El peso colombiano, por ejemplo, lidera la lista al caer 4.54% mensual, le sigue el peso chileno, 3.80%, así como el rublo de Rusia que retrocedió 3.59 por ciento. México no fue la excepción, y el peso cerró con una depreciación de 0.65% respecto de octubre.

En el viejo continente también sufrieron por la fortaleza de la moneda de Estados Unidos durante el mes de referencia. El franco Suizo y el euro se depreciaron 3.85 y 3.36% respectivamente, además el Lat de Letonia perdió 3.35 por ciento.

Previo a la reunión de diciembre de la Reserva Federal (Fed) en Estados Unidos, los capitales parecen elevar su aversión al riesgo y empiezan a cambiar sus posiciones en sus portafolios, salen de monedas emergentes para buscar refugio en el dólar y adelantarse a la decisión de un incremento en las tasas.

Vemos un tipo de cambio fuera de su nivel de equilibrio. En noviembre el peso cerró con una depreciación menos a medio punto porcentual, sin duda el 2015 será considerado el año del dólar, pero en noviembre, a diferencia de meses anteriores, los participantes del mercado cambiario consideran como altamente probable que la Fed comience a subir su tasa de referencia el próximo 16 de diciembre, expectativa que ha sido recibida con una menor volatilidad y una menor especulación , explicó Gabriela Siller, directora de análisis financiero de Banco Base.

La menor volatilidad generó que la fortaleza del dólar no fuera generalizada y algunas monedas lograron ganar terreno al billete verde.

El peso de Uruguay logró una apreciación de 1.69% en su paridad con el dólar durante el mes de referencia, el real de Brasil ganó 1.35% y el dólar australiano ganó 1.34% en el periodo referido.

Cabe recordar que durante noviembre también se presentaron acontecimientos que elevaron la aversión al riesgo: siguen los temores por la desaceleración en China, la reducción en los precios internacionales del crudo, así como los ataques en París y el recrudecimiento de los conflictos geopolíticos, principalmente entre Rusia y Turquía, los cuales generaron cautela en los mercados financieros.

[email protected]