Los magros  avances que han tenido los experimentos de la empresa de biotecnología Moderna han llevado a que el precio de su acción en el NASDAQ ganen más de 250% en lo que va del año.

Recientemente la empresa informó de sus avances para encontrar la vacuna contra el coronavirus y que está en la fase 1 provisional.

Durante este 2020 los títulos de Moderna han ganado 252.76% hasta los 69 dólares por título.

La empresa realizó pruebas a un ratón al que se le aplicó la vacuna ARNm-1273. Dicho componente fomenta la generación de proteínas y anticuerpos necesarios para cada célula de la biología humana.

Estos avances generaron optimismo entre los inversionistas que han apostado su capital en la empresa.

Moderna, con sede en Cambridge, Massachusetts, se dedica a desarrollar terapias y vacunas para enfermedades infecciosas, inmuno-oncología, enfermedades raras y enfermedades cardiovasculares, de forma independiente y con colaboradores estratégicos, como Astra Zeneca y Merck & Co.

“Es probable que el mercado siga considerando de forma positiva los reportes de avances en el desarrollo de la vacuna contra el Covid-19, por lo tanto, el precio de la acción estaría incorporando dichas perspectivas positivas”, comentó Carlos Hernández, analista bursátil de Masarí Casa de Bolsa.

En el mejor de los casos, añadió Hernández, si Moderna encontrara el tratamiento contra el coronavirus primero que su competencia, se enfrentaría al reto de la producción y demanda de la vacuna, ante esto la empresa mantiene una asociación en la producción con Lonza Group.

Moderna comenzó a operar en septiembre de 2018 en el NASDAQ a un precio de 23 dólares, aunque ese mismo día bajó a 18.51 dólares por título.

El año pasado, sus acciones se incrementaron 28.09%, alcanzando un precio de 19.56 dólares.

Recientemente la firma anunció en un comunicado su nueva oferta pública por 17.6 millones de acciones a un precio de 76 dólares, con la expectativa de obtener ingresos por 1,340 millones de dólares por su oferta.

Amin Vera, director de Análisis Económico de Black Wallstreet Capital, una firma de análisis, mencionó que si la empresa tiene éxito en sus siguientes fases y concluye los ensayos clínicos satisfactoriamente, la patente del medicamento podría venderla al gobierno para cubrir las regalías de la misma y que el Estado sea quien tenga la responsabilidad de producirlo y distribuirlo entre la población.

[email protected]