El flujo de capitales foráneos hacia países emergentes subió en 4,100 millones de dólares en mayo,cifra menor a los 18,600 millones que atrajeron en abril, según estimaciones preliminares del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF).

De acuerdo con el Instituto que agrupa a más de 450 entidades financieras de operación mundial como fondos de inversión, la entrada de capitales evidencia una moderación del pesimismo financiero, donde los agentes están alentados por la reapertura de las economías afectadas por el coronavirus.

Sin dar detalles por país, el IIF advierte que no se puede anticipar qué tan sostenida será la tendencia, sobre todo ante la tensión comercial entre Washington y Beijing.

En el análisis “Tímida recuperación en flujos de capital”, se observa que a nivel regional, América Latina atrajo 1,300 millones de dólares en mayo.

De acuerdo con los datos del IIF, las emisiones de deuda continuaron con la recuperación a un ritmo más lento, llegando a 3,500 millones de dólares.

Por el lado del mercado accionario en cambio, observan la continuación de una tendencia negativa.

Según IIF se han presentado hasta ahora tres etapas en el comportamiento de los inversionistas extranjeros hacia los emergentes, que afirma en medio de la incertirumbre sí están discriminando, identificando vulnerabilidades.

En febrero inició una desaceleración en mercados accionarios y en marzo un freno en capitales que superó todos los récords y lo que se empezó a ver entre abril y mayo fue una estabilización de los flujos.

[email protected]