Wall Street subió el miércoles gracias a sólidos resultados de las minoristas Lowe’s y Target, que apuntan a la fortaleza de la demanda del consumidor en Estados Unidos, en una sesión en la que las minutas de la reunión de la Reserva Federal (Fed) mostraron que sus funcionarios debatieron un recorte más agresivo de las tasas de interés.

Las acciones estadounidenses subieron considerablemente después de los resultados de las minoristas Target Corp y Lowe’s Cos Inc, mejores de lo esperado.

Las acciones de Target se dispararon 20.43%, tras aumentar su pronóstico de ganancias anuales, mientras que las de Lowe’s subieron 10.35%, después de que la cadena de productos para el hogar superó las estimaciones de utilidades.

El fuerte gasto de los consumidores en Estados Unidos ha ayudado a calmar el temor a una recesión inminente. Las preocupaciones sobre una desaceleración económica aumentaron luego de que la curva de rendimiento entre los bonos del Tesoro a dos y 10 años se invirtiera brevemente la semana pasada.

Si bien la curva nuevamente se volvió a invertir el miércoles, esta vez tuvo poco impacto en las acciones.

El promedio industrial Dow Jones subió 240.29 puntos, 0.93%, a 26,202.73 unidades, mientras que el S&P 500 ganó 23.92 puntos, 0.82%, a 2,924.43 unidades. El NASDAQ Composite, en tanto, ascendió 71.65 puntos, 0.90%, a 8,020.21.

Según las actas de la reunión de la Fed realizada a fines de julio, el banco central debatió en esa ocasión recortar las tasas de interés de manera más agresiva, aunque los banqueros centrales estuvieron unidos para evitar mostrar un aparente camino hacia nuevas reducciones de tasas.

Racha positiva

La Bolsa Mexicana de Valores cerró el miércoles con ganancias, y ligó cuatro jornadas en terreno positivo, impulsada por las expectativas de más recortes a la tasa de la Fed que favorezcan el crecimiento económico.

El referencial índice S&P/BMV IPC, integrado por las acciones de las 35 firmas más líquidas del mercado, subió 0.95%, a 40,076.04 puntos.

En las últimas cuatro jornadas, el índice referencial acumuló un rendimiento de casi 4%, favorecido también por compras de oportunidad, luego que cayera hasta un mínimo de ocho meses, de acuerdo con datos de Eikon Refinitiv.