Las acciones de las grandes empresas mineras que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) han tenido un comportamiento mixto en su cotización desde que el gobierno federal anunció que el sector de minería fue incluido entre las actividades esenciales que pueden reiniciar sus operaciones bajo protocolos de seguridad sanitaria la semana próxima.

Industrias Peñoles, la mayor productora de plata en el mundo, ha tenido un desempeño favorable, acumulando una ganancia de 14.91% desde el 12 de mayo pasado y hasta este martes.

Dicha ganancia contrasta con la caída de 3.35% que ha sufrido el principal índice bursátil de la BMV en el mismo periodo.

En contraste con Peñoles, el gigante minero Grupo México mantiene una tendencia a la baja con una caída de 5.37% en el periodo referido.

Fernando Bolaños, gerente de Análisis en Monex Casa de Bolsa, opinó que la reapertura de las operaciones del sector minero de México tendrá un impacto moderado en Grupo México y Peñoles porque, de acuerdo con los reportes del primer trimestre del 2020, las operaciones esenciales de las empresas continuaron bajo “estrictas” medidas sanitarias.

Grupo México, que opera en México, Estados Unidos y Perú, continuó con operaciones esenciales en cumplimiento de las medidas locales de emergencia.

En el mercado mexicano mantiene el 40% de la fuerza laboral trabajando en el sitio bajo medidas de seguridad; mientras que en el país andino alcanza un 39 por ciento.

Por ello estima que la producción será de 1 millón 112,000 toneladas de cobre para este 2020, el año pasado llegó a 1 millón 119,246 toneladas.

Precios de metales influye

“Consideramos de mayor relevancia la cotización de los precios de los metales, especialmente los asociados con metales industriales como el cobre para el caso de Grupo México, así como la recuperación de la rentabilidad y volumen de producción, ante la caída en las leyes mineras, para el caso de Peñoles”, expuso Fernando Bolaños.

El precio de los metales industriales sufrió severas caídas entre enero y marzo pasados, en comparación con el mismo lapso del 2019, sobre todo el zinc, cuya caída fue de 21.3% , seguido del cobre (-9.4%) y el plomo (- 9.3%).

En contratse, los metales preciosos, como el oro,  registró incrementos de 21.4% y la plata de 8.7%, sin embargo, presentaron gran volatilidad en el trimestre no vista desde 2009. La plata  llegó a tocar niveles de 12 dólares la onza, aunque se recuperó rápidamente.

La cotización del cobre ha caído desde diciembre del 2019 casi un 15%, para llegar a 2.37 dólares la libra. Mientras que el precio del oro ha aumentado 15% de diciembre a la fecha a 1,737 dólares la onza y la plata ha descendido 4% a 17.2 dólares la onza.

Para Alik García, analista de Intercam Casa de Bolsa, después de que las empresas del ramo mantuvieron al mínimo las actividades de fundición, el anuncio de reinicio de actividades esenciales permitirá que la producción minera se retome con mayor prontitud y México no se rezague más respecto a otros países.

“Las empresas mineras que entreguen protocolos podrán retomar sus actividades de manera paulatina. En el caso de Grupo México esperamos que reinicie sus actividades ordinarias de manera gradual durante las siguientes semanas, atendiendo el nuevo nivel de demanda de cobre”, expuso el especialista en un análisis.

En el caso de Peñoles se espera que empiece a normalizarse sus actividades en cuanto presente los protocolos, requeridos por la autoridad, que ya ha desarrollado.

Agregó que, para los próximos trimestres, los volúmenes de metales afinados comenzarían a normalizarse, a excepción de zinc por el cierre de la mina Madero en Zacatecas, cuya producción se espera será reemplazada con la operación de la mina de Capela, en el estado de Guerrero.

En general, aun con ello, Peñoles sigue siendo una empresa defensiva, con proyectos de crecimiento interesantes y controlado nivel de apalancamiento.

Alik García recordó que a industria metalúrgica en México no tuvo restricciones para operar previo al 18 de mayo, como sí lo tuvo la extracción de minerales y metales, ya que los procesos metalúrgicos constituyen un área esencial de la industria química.

“Al haber mantenido al mínimo las actividades de fundición permitirá que la producción minera se retome con mayor prontitud, y México no se rezague más respecto de la minería de otros países. Esto no sólo es relevante, sino que resulta decisivo si México quiere cumplir con lo dispuesto en el T-MEC desde el primero de julio”, dijo el analista de Intercam.

Otras dos firmas del sector como Minera Frisco, productora de oro, ha tenido un alza de 26.69% en el precio de sus acciones en el periodo señalado. Autlán, principal productor de ferroaleaciones, se ha comportado inversamente con una baja cercana a 2.78 por ciento. En tanto Fresnillo, que explota la mina de plata primaria más grande del mundo, se ha mantenido sin variación en su cotización en la BMV.

Peñoles, la de major rendimiento

En todo este año, Industrias Peñoles acumula el mayor rendimiento en el sector, con un beneficio de 2.32%, pero sus pares han tenido un comportamiento negativo. Las acciones de Autlán y Fresnillo se han hundido 24.24% y 25.58%, respectivamente. Mientras que Grupo México ha descendido 5.51% y Frisco un 3.86 por ciento.

La minería industrial es una cadena de suministro que provee materiales como acero, cobre, oro, carbón, plata, zinc, necesarios para la industria química, de la construcción, así como para la infraestructura eléctrica, hospitalaria, médica y equipos de salud.

[email protected]