Nueva York- Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subieron este lunes y los rendimientos de referencia rondaron su nivel más bajo en casi dos meses, ayudados por la búsqueda de refugio en activos seguros en medio de dudas sobre la capacidad de Europa para hacer frente a su crisis.

Los inversionistas vendieron acciones y materias primas para comprar bonos del Tesoro y Bunds alemanes, generando expectativas sobre una buena demanda en la subasta de deuda por 99,000 millones de dólares que realizará esta semana el Tesoro estadounidense.

La posibilidad de que un socialista gane la presidencia de Francia y la caída del Gobierno en Holanda por diferencias en torno al presupuesto tensaban los nervios de los inversionistas globales.

"Los inversionistas podrían perder la confianza en el liderazgo europeo", dijo Anthony Valeri, estratega de renta fija de LPL Financial en San Diego.

La difícil situación fiscal de España, donde los rendimientos del bono referencial a 10 años superaban 6%, se sumaba a las preocupaciones sobre Europa.

"El contagio podría extenderse a algunos de los países más fuertes de la zona euro, como Holanda", dijo Frank Germack, director del grupo de manejo de capital Rehmann Financial en Troy, Michigan.

Las preocupaciones por Europa podrían opacar la reunión que celebrará la Reserva Federal este martes y miércoles. Los analistas estiman que es poco probable que el banco central estadounidense anuncie una nueva ronda de compra de activos, pero sí esperan que mantenga su promesa de dejar las tasas de interés cerca de cero al menos hasta fines del 2014.

El bono referencial a 10 años subió 7/32 en precio y rindió 1.93% frente a 1.97% del viernes. En un momento, el rendimiento de este papel llegó a caer a 1.91%, su nivel más bajo desde el 28 de febrero, para luego recuperarse tras toparse con niveles de resistencia, explicaron analistas.

El bono a 30 años terminó la sesión con un alza de 19/32 en precio tras haber subido hasta un punto. Su rendimiento cayó tres puntos base respecto del viernes, a 3.09%, cerca de su menor nivel desde el 29 de febrero.

El clima de nerviosismo frente a Europa apoyaría la demanda por las subastas de deuda del Tesoro de esta semana, pese a sus bajos rendimientos.

El Gobierno venderá 35,000 millones de dólares en bonos a dos y cinco años el martes y miércoles, seguidos por la colocación el jueves de 29,000 millones de dólares en deuda a siete años.

ros