La mezcla mexicana cerró con una ganancia de 0.95% y cerró en 38.43 dólares por barril, con inversionistas optimistas tras declaraciones de la OPEP y la AIE, y subiendo en línea con los precios del WTI y el Brent.

El alza de los precios se dio después de que el secretario general de la OPEP y el economista en jefe de la Agencia Internacional de Energía (AIE) dijeran que esperan que los precios reboten este año.

Total SA se unió a de varias firmas internacionales, como BP Plc y ConocoPhillips, reduciendo presupuestos a la luz de la reciente caída de los precios.

La petrolera francesa dijo que recortaría los gastos en su producción de esquisto en Estados Unidos, entre otras regiones, lo que generó esperanzas de que se reduzca el exceso de oferta de petróleo de ese país.

Además, la violencia en Yemen alentó las expectativas de una recuperación a largo plazo, dijeron analistas.

El presidente de Yemen, Abd-Rabbu Mansour Hadi, dijo el miércoles que estaría dispuesto a ceder a las demandas de un cambio de Constitución y una estructura para compartir el poder con los rebeldes Houthi, que tomaron posiciones fuera de su residencia tras vencer a sus guardias luego de dos días de batallas.

Tras el cierre del mercado, el Instituto Americano del Petróleo (API) informó que los inventarios semanales de crudo en Estados Unidos subieron en 5.7 millones de barriles en la última semana, por sobre las expectativas del mercado.

con información de Reuters

frm