La mezcla mexicana rompió una racha positiva de tres jornadas y en la jornada del miércoles perdió 3.04% equivalente a una baja de 1.41 dólares por barril cayendo en línea con los precios del WTI y el Brent.

La mezcla perdió 3.05% y cerró en 44.90 dólares por barril en la jornada del miércoles retrocediendo en línea con los precios del WTI y el Brent después de registrar una ganancia en las últimas tres jornadas de 10.00 por ciento.

Los precios del petróleo se derrumbaron el miércoles después de que el aumento de las existencias en el país norteamericano a máximos históricos puso fin a un ascenso de cuatro días en el mercado.

La mezcla mexicana ha recuperado el 16.87% entre el jueves y el miércoles, avivó el temor respecto a que el mercado aún no habría tocado fondo en la corriente liquidadora que comenzó el verano boreal pasado y que se encuentra ahora en su octavo mes.

La ola vendedora empezó temprano en el día, luego de que un repunte del dólar afectó la demanda de crudo de quienes negocian en monedas como el euro.

El descenso tomó fuerza a media mañana, cuando el Gobierno estadounidense reportó un enorme aumento semanal de los inventarios de petróleo, y mostró todo su ímpetu hacia el final de la sesión.

"No tengo dudas de que vamos a seguir cayendo y cayendo hasta que algo fundamental cambie", dijo Tariq Zahir, jefe de carteras de Tyche Capital Advisors, un fondo de inversión de Nueva York.

La Administración de Información y Energía (EIA) dijo el miércoles que los inventarios de crudo en Estados Unidos subieron 6,3 millones de barriles la semana pasada a 413,06 millones, su mayor nivel desde que empezaron a tomarse los registros en 1982.

Las existencias de petróleo en el punto de entrega estadounidense de Cushing, Oklahoma, aumentaron en 2.5 millones de barriles, mientras que los inventarios de gasolina y destilados también ascendieron.

Desde que el crudo cayó casi 60.00% entre junio y enero, los operadores han tenido problemas para determinar si el dramático colapso de los precios será suficiente para desacelerar la producción de petróleo de esquisto de Estados Unidos o si el mercado energético debe estar preparado para nuevos retrocesos en el valor del barril.

Temprano en el día, el panorama para la demanda del petróleo se vio afectado por datos que mostraron que el sector de servicios de China se expandió a su ritmo más débil en seis meses en enero.

"Voy a mantener mi estrategia y a seguir vendiendo (posiciones en petróleo) hasta deshacernos de entre 1,5 millones y 2 millones de barriles de crudo al día en este mercado", aseveró Zahir, Tyche Capital Advisors.

con información de Reuters

frm