En la jornada de este miércoles la mezcla mexicana de exportación cerró con una pérdida de un centavo, en comparación con la sesión previa, para venderse en 54.46 dólares el barril, informó Bursamétrica.

De acuerdo con Banco Base, luego de alcanzar precios mínimos semanales, las principales mezclas de petróleo recuperaron terreno, para finalizar la sesión con ganancias marginales.

Destacó que tras la publicación del reporte semanal de la Administración de Información Energética (EIA) de Estados Unidos, el precio del WTI alcanzó un mínimo de 60.11 dólares por barril, mientras que el Brent tocó un mínimo de 64.06 dólares el tonel.

Las presiones a la baja del precio del hidrocarburo se dieron luego de la publicación del reporte de la EIA, que mostró que los inventarios en Estados Unidos durante la semana que finalizó el 9 de marzo aumentaron en 5.02 millones de barriles, superando por mucho las expectativas del mercado que esperaba un aumento de 2.5 millones de barriles.

Otro factor que causó que el precio del crudo disminuyera en la jornada fue el hecho de que los inventarios de Cushing Oklahoma, terminal de entrega para los contratos de futuros del WTI que cotizan en el New York Mercantile Exchange (NYMEX), aumentaron por primera vez en 12 semanas.

De acuerdo con la EIA, dichos inventarios incrementaron en 34 mil barriles a 28.5 millones de barriles.

Ante este panorama, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) registró una ganancia de 25 centavos y se ofertó en 60.96 dólares por barril, mientras que el Brent avanzó también 25 centavos para venderse en 64.89 dólares el tonel.

Hasta el momento, Petróleos Mexicanos no ha dado a conocer la cotización correspondiente a este miércoles de la mezcla mexicana de exportación.