El crudo mexicano de exportación registró un aumento de 48 centavos de dólar respecto a la sesión del viernes pasado para ofertarse en 64.74 dólares por barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

Durante la sesión, el petróleo cotizó en su mayoría presionado al alza, ante la expectativa de que algunos funcionarios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) desaprueben el aumento en la producción de petróleo, de acuerdo con Banco Base.

La entidad financiera refirió que Iraq, el segundo mayor productor de crudo de la OPEP, opina que deberían resistir la presión y mantener su producción a los niveles actuales, ya que no han logrado su objetivo de precios.

Por lo que sugiere que las negociaciones serán difíciles entre los miembros del cartel y sus aliados durante la reunión del 22 al 23 de junio en Viena.

El aumento en el precio de las gasolinas en Estados Unidos es poco popular para la base de votantes de Trump, por lo que su petición podría estar relacionada con que las elecciones de medio término que se acercan, con el objetivo de mantener la mayoría republicana en el Congreso.

En este contexto, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) ganó 40 centavos para venderse en 66.14 dólares por barril, mientras que el Brent registró un avance de dos centavos, para ofertarse en 76.48 dólares el tonel.