La mezcla mexicana de exportación perdió 4.01% de su precio respecto a la jornada del viernes, después de los recortes en los pronósticos en los precios del petróleo por parte de Goldman Sachs y manteniendo sus niveles más bajos desde 2009.

En lo que va de este año hasta el cierre del lunes la mezcla ha perdido 17.64% con un precio promedio de 41.36 dólares por barril.

Los precios del petróleo se desplomaron el lunes 5.00% a mínimos de casi seis años, extendiendo la segunda mayor caída de la que se tiene registro, luego de que Goldman Sachs recortó sus pronósticos de corto plazo y los productores del Golfo Pérsico no dieron señales de reducir la producción.

Una inusual ola de problemas en grandes refinerías en el este y la región central de Estados Unidos se sumó a las preocupaciones, pues amenaza con acelerar la subida de los niveles de los inventarios de crudo.

Los precios estuvieron relativamente estables la semana pasada, pero la situación cambió el lunes debido a que analistas de Goldman Sachs recortaron sus pronósticos a tres meses para el Brent a 42 dólares por barril, desde una estimación anterior de 80 dólares.

El desplome, que hizo que el barril acumule una caída de casi 60% desde junio, no muestra señales de estar cerca de acabar. Muchos operadores han abandonado los intentos de predecir cuando tocarán fondo los precios, incluso en medio de crecientes señales de que los productores de petróleo de esquisto están frenando su actividad.

"Me imaginó que veremos un precio de 40 dólares en el corto plazo, pero todo parece estar sucediendo más rápido que lo estimado", dijo Tariq Zahir, de Tyche Capital Advisors.

Cuatro refinerías estadounidenses con una capacidad combinada de más de un millón de barriles por día se estaban recuperando de interrupciones durante el fin de semana causadas por el clima frío o por incendios. Tres estaban operando de nuevo el lunes, mientras que la restante estaría fuera de servicio una semana.

"Así que no sólo tenemos las influencias macroeconómicas sobre los precios mundiales del petróleo, sino que ahora tenemos algunas paradas en refinerías, lo que pondrá alguna presión sobre el crudo estadounidense", dijo Richard Hastings, estratega de Global Hunter Securities.

con información de Reuters

frm