El precio de la mezcla mexicana de exportación hiló tres días de pérdidas, con una caída acumulada de 17.23%, para cotizar en 50.15 dólares por barril.

Ayer, el crudo cayó porque los datos débiles de manufactura en Estados Unidos atenuaron la perspectiva sobre la demanda, mientras que informes de una disminución del bombeo en el tercer trimestre de los mayores productores del mundo contuvo una baja mayor de los precios.

Los futuros del Brent cayeron a 60.01 dólares por barril, un descenso de 77 centavos, mientras que el crudo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos subió 71 centavos a 54.78 dólares por barril, eso es un alza de 1.31 por ciento.

En las últimas tres jornadas, el Brent disminuyó 4.35 por ciento. El WTI es el indicador que menos cayó en el mismo periodo 2.89 por ciento.

La actividad de la industria de manufacturas de EU cayó en septiembre a su menor nivel desde junio del 2009, pues las condiciones de las empresas siguieron deteriorándose en medio de las tensiones comerciales entre Washington y Pekín, mostró un reporte de la industria publicado el martes.

Gabriela Siller, directora de Análisis de Banco Base, dijo que en el tercer trimestre, el precio del petróleo cotizó con mucha volatilidad, llevando al WTI y al Brent a tocar máximos de 63.38 y 66.55 dólares por barril y mínimos de 50.52 y 55.88 dólares por barril.

Lo anterior se dio por factores que afectaron las expectativas de los fundamentales de oferta y demanda del hidrocarburo de manera inversa.

Desaceleración sigue latente

Según Siller, “las presiones a la baja, que últimamente llevaron a ambos referenciales a cerrar el trimestre con pérdidas, se dieron ante la expectativa de que la desaceleración en el crecimiento económico global continúe reduciendo la demanda por petróleo”.

En un comentario, la analista dijo que “al igual que para el resto de los commodities industriales, el incremento en las tensiones comerciales entre EU y China presionó a la baja al crudo. Ello incrementó el nerviosismo entre los participantes del mercado, pues se consideró que la demanda por el energético disminuiría.

A decir de Siller, uno de los riesgos a la baja para el precio ha sido la menor expectativa de demanda por petróleo, ya que la Agencia Internacional de Energía indicó durante su reporte mensual que el panorama de la demanda por crudo es “frágil”, llevándola a reducir su pronóstico de crecimiento para el 2019.

“Hay que mencionar que los efectos negativos de la guerra comercial llevaron al precio del WTI y Brent a cotizar en un mercado bajista o bear market de manera momentánea”, comentó la experta.

Débiles datos económicos

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento de EU (ISM, por su sigla en inglés) informó que su índice de actividad para el sector fabril fue de 47.8 en el noveno mes del año, frente a la lectura de 49.1 de agosto.

Los futuros del crudo cayeron junto con las acciones después del dato manufacturero.

“Los datos negativos de manufacturas de ISM golpearon el mercado bursátil e impactaron de paso en el petróleo”, expuso Jim Ritterbusch, de la firma Ritterbusch and Associates.

“Es la gota que hizo derramar el vaso”, dijo John Kilduff de Again Capital.

“Ahora que Estados Unidos se une al juego, las perspectivas de crecimiento de la demanda de crudo se ensombrecen en la medida en que la industria es un sector clave para el mercado petrolero”, destacó.

Por la mañana, los precios del petróleo se habían recuperado tras la publicación de un sondeo de Reuters.

El documento mostró que la producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo cayó a su mínimo en ocho años en septiembre a 28.9 millones de barriles por día, 750,000 menos que la cifra revisada para agosto.

Caen inventarios en EU

Los inventarios de crudo en EU cayeron la semana pasada, mostraron datos del grupo de la industria Instituto Americano del Petróleo (API). Las existencias de crudo cayeron en 5.92 millones de barriles en la semana al 27 de septiembre, a 417.94 millones, en contra de la expectativa de analistas de una subida de 1.6 millones de barriles.

Los inventarios en Cushing, Oklahoma, EU subieron en 373,000 barriles.  (Con información de agencias)

Producción de la OPEP cae a mínimos del 2011

La producción de petróleo de la OPEP bajó a un mínimo de ocho años en septiembre, tras los ataques a plantas sauditas que paralizaron el bombeo, profundizando el impacto del acuerdo de reducción de suministro y de las sanciones de Estados Unidos contra Irán y Venezuela, mostró un sondeo de Reuters.

La OPEP extrajo 28.90 millones de barriles por día (bpd) este mes, 750,000 bpd menos que en agosto. Es el total mensual más bajo desde el 2011.

Los ataques del 14 de septiembre contra dos plantas sauditas provocaron la pérdida de 5.7 millones de bpd de producción, e impulsaron los precios 20% a 72 dólares por barril dos días después.

Desde entonces, el valor del crudo retrocedió a 61 dólares, cerca del nivel previo al ataque, presionado por un rápido reinicio de la producción y temores a una desaceleración de la demanda.

La alianza OPEP+ acordó en diciembre una reducción conjunta de su oferta petrolera de 1.2 millones de bpd, desde el 1 de enero de este año hasta marzo del 2020. La participación de la OPEP en el recorte es de 800,000 bpd, y debe ser cumplida por 11 miembros. Exime a Irán, Libia y Venezuela.

En septiembre, los miembros del grupo vinculados por el acuerdo alcanzaron un nivel de adhesión al trato de 218%, desde 131% en agosto, según el sondeo. La oferta de Arabia Saudita fue de 9.05 millones de bpd, la reducción más acentuada, y un recorte de 700,000 bpd en relación a agosto, según la encuesta. (Reuters)

[email protected]ta.mx