La mezcla mexicana de exportación cerró con una baja marginal de 0.08% a un precio de 38.42 dólares por acción en la jornada del jueves.

Los precios del petróleo subieron levemente el jueves, pero sólo después de que el referencial estadounidense tocara un mínimo de casi seis años y el Brent recortara ganancias luego de conocerse más incrementos en los inventarios de crudo en Estados Unidos, que ya estaban en niveles récord.

Los precios cayeron luego de un reporte de la firma de servicios petroleros Genscape que mostró un nuevo incremento de 1.6 millones de barriles en las existencias en Cushing (Oklahoma), punto de entrega de los contratos en Estados Unidos, entre el 23 y el 27 de enero.

Los inventarios estadounidenses de crudo ya estaban en niveles récord la semana pasada, según datos oficiales divulgados el miércoles. Sólo el incremento de la semana pasada fue de casi 9 millones de barriles, llevando las existencias a casi 407 millones de barriles, el nivel más alto desde que el Gobierno empezó a registrar los datos en 1982.

Analistas técnicos creen, sin embargo, que será difícil mantener al crudo de Estados Unidos por encima de los 40 dólares en las próximas semanas, debido a que la presión de ventas técnicas se combinará con fundamentos decepcionantes para presionar al mercado.

Los precios del petróleo han perdido casi 60.00% desde junio, y el desplome se ha acelerado desde noviembre cuando la Organización de Países Exportadores de Petróleo optó por no reducir su producción para apuntalar los precios.

frm