El precio por barril del crudo mexicano ha caído, como sus similares, el Brent del Mar del Norte y el estadounidense WTI, ante temores de los inversionistas al impacto que tenga el brote de coronavirus en China, que hasta el cierre de la edición había dejado 560 fallecimientos y más de 27,000 contagiados.

Entre el 20 de enero y el 5 de febrero, la mezcla mexicana tiene una caída de 17.44%, el Brent ha caído 15.42% y el WTI, 13.59%, según datos de Reuters y Pemex.

De acuerdo con Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base, hay un fuerte nerviosismo en el mercado en torno a los fundamentales de oferta y demanda de dicha materia prima, relacionada con el brote vírico.

“De acuerdo con la OPEP+, es difícil evaluar el impacto que el coronavirus tendrá sobre la demanda por petróleo, por lo que dificulta medir el tamaño del recorte que tendrían que hacer de manera conjunta para poder equilibrar el precio del petróleo”, explicó.

Un reporte de la institución financiera indica que el precio del petróleo ha enfrentado presiones a la baja por el nerviosismo relacionado al virus y sus posibles efectos sobre el consumo de hidrocarburos para transporte y producción industrial.

No obstante, el crudo mexicano cerró en 45.46 dólares por barril, un avance de 1.25 dólares respecto al cierre previo, de acuerdo con Petróleos Mexicanos (Pemex).

Al igual que el resto de los mercados financieros globales, los precios del petróleo cerraron la sesión con ganancias, ante una reducción del nerviosismo generado por el avance del coronavirus, luego de que el gobierno de China anunció que trabaja en un tratamiento para detenerlo, informó Banco Base.

Otro factor que apoyó el aumento en el precio del petróleo fue la expectativa de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados (OPEP+) puedan profundizar sus recortes de la producción petrolera conjunta, y así limitar el impacto del brote del coronavirus sobre los precios del hidrocarburo.

Ayer, la OPEP+ no pudo llegar a un consenso, pero el grupo extendió la reunión por un tercer día, por lo que el mercado espera una propuesta formal durante la sesión de mañana jueves.

Cabe recordar que el mercado petrolero ya se enfrentaba a la posibilidad de un exceso de oferta durante la primera mitad del año, pues la producción petrolera global se ha mantenido alta, mientras que la demanda se ha mantenido limitada.

De acuerdo con el cártel, el coronavirus podría causar que el crecimiento en la demanda por petróleo llegue a ser de 400,000 barriles diarios menos a lo previamente estimado. Esto ha llevado a los agentes del mercado a esperar que la OPEP+ decida intervenir en el mercado petrolero y evitar que el precio del petróleo siga disminuyendo.

Lo anterior llevó al WTI a cerrar la sesión cotizando en 50.75 dólares por barril, lo que equivale a un incremento en su precio de 1.14 dólares, mientras que el precio del Brent incrementó en 1.32 centavos, y finalizó cotizando en 55.28 dólares por barril.

Coberturas

En el Paquete Económico 2020 se prevé que la mezcla mexicana tenga un precio de 49 dólares el barril; sin embargo, gracias a las coberturas contratadas, el impacto en las finanzas públicas del país podría ser al menos parcialmente compensado.

Según información de Reuters, México desembolsó 25,456 millones de pesos (unos 1,362 millones de dólares) para contratar las coberturas petroleras del 2020, a fin de proteger sus ingresos ante los vaivenes de los precios del crudo.

La información provino de un documento elaborado por la Unidad de Transparencia de Hacienda ante una solicitud de acceso a información que presentó Sentido Común. Un portavoz de la Secretaría de Hacienda reportó que los datos eran correctos.

Hacienda había declinado dar detalles sobre la cobertura del 2020 argumentando que si lo hace puede alertar a los mercados en detrimento de la estrategia, una de las operaciones más esperadas por Wall Street.

En enero, sólo informó que había completado la contratación para cubrir un precio de 49 dólares por barriles para la mezcla de exportación del país.

Algunos funcionarios dijeron a inicios de enero que el precio de la cobertura ronda cada año unos 1,000 millones de dólares, pero declinaron precisar cuántos barriles fueron cubiertos para el 2020, ni cuánto del monto gastado correspondió a la adquisición de opciones. (Con información de agencias)

[email protected]