La Mezcla Mexicana de Exportación (MME) retrocedió 1.26% a 58.98 dólares por barril respecto al cierre de la jornada previa, hilando nueve sesiones a la baja manteniéndose en niveles similares a los de 2009.

El crudo en Estados Unidos cerró el viernes en su menor nivel desde julio del 2009, mientras que el Brent promedió menos de 70 dólares por barril en la semana por primera vez desde 2010, pese a un buen dato de empleo en Estados Unidos que tuvo poco impacto en el mercado.

Los precios siguieron cayendo, en momentos en que el mercado enfrenta un exceso de oferta debido al auge del esquisto estadounidense y la reciente decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo de no recortar su producción.

Los contratos rebotaron desde mínimos alcanzados más temprano en la jornada, luego de que un dato de Estados Unidos mostró que las nóminas no agrícolas crecieron en 321,000 empleos el mes pasado, por encima de las expectativas que anticipaban la creación de 230,000 puestos de trabajo. Aun así el mercado siguió deprimido y sin brillo

frm con información de Reuters