Tras haber estado plano durante julio, el petróleo tiene un repunte a su mayor nivel desde marzo, en la primera semana de agosto, pues el estadounidense WTI cerró en 42.12 dólares por barril y el Brent del mar del Norte en 45.17 dólares, en tanto que la mezcla mexicana finalizó en 40.23 dólares, su mejor nivel desde el 5 de marzo.

En el intradía, el WTI ganó 1.67%, el Brent 1.67% y la mezcla mexicana 1.85%, según Refinitiv y Pemex.

“El precio del petróleo está muy conectado a lo que suceda en la actividad económica global, y hemos visto que poco a poco, con ciertos tropiezos esta se está levantando tras la fuerte contracción que vimos en marzo y abril, y todavía en mayo hubo cierta debilidad”, aseveró en entrevista Alejandro Saldaña, subdirector de Análisis Económico de Ve por Más.

Desde marzo su precio comenzó a bajar por los efectos en la demanda por la crisis del Covid-19, y que lo llevó a cotizar a terreno negativo en abril.

Saldaña dijo que en junio comenzó a repuntar la actividad económica, aunque advirtió que en julio ha habido señales mixtas, que ha frenado en cierta parte la recuperación del energético.

Carlos González, director de Análisis de Monex aseveró que “lo que hemos estado observando es que conforme han estado abriendo las economías ha habido mayor actividad y eso ayuda en general a los commodities, en especial a los precios del petróleo”.

“Estamos mejor que hace unos meses en actividad económica, comercio y movilidad, esto hace que aumente la demanda por el hidrocarburo. La oferta se había ajustado en los últimos meses, con los recortes de la producción en la OPEP, ahora a partir de agosto comienza a moderar estos recortes, pero parece que la demanda lo podría soportar”, expresó Saldaña.

González aclaró que se han observado datos económicos mejores a los estimados, tanto en Asia, como en Europa y Estados Unidos, donde particularmente algunos indicadores relacionados a la actividad manufacturera y de servicios han presentado mejorías.

Ayer se dio a conocer que los inventarios de la materia prima en Estados Unidos cayeron en 7.4 millones de barriles la semana al 1 de agosto, superior a las expectativas de analistas que anticipaban una caída de 3 millones de barriles.

[email protected]