La mezcla mexicana de petróleo de exportación sigue sin encontrar su piso y este martes cerró con una baja de 0.54%, a 33.36 dólares por barril, su nivel más bajo desde el cierre del 2008, cuando a consecuencia de la crisis financiera global finalizó en 30.27 dólares, indican cifras de Pemex.

Con la cotización de este martes, el petróleo mexicano acumula nueve sesiones consecutivas en descenso, en este periodo la baja es de 15.6% equivalente a una reducción de 6.18 dólares por barril.

El crudo mexicano siguió el comportamiento descendente de sus referentes internacionales que tocaron su punto más bajo desde el pasado 27 de agosto.

El barril de WTI cayó 2.56% a 40.67 dólares; el Brent del mar del Norte descendió 0.02% para registrar 43.57 dólares por barril.

Al inicio de la semana el precio internacional del combustible no se vio afectado por los ataques en París el viernes por la noche. Al contrario, hubo una reacción positiva que cortó una racha de pérdidas en el precio internacional del crudo.

Sobreoferta

Ayer, la cotización del commodity se vio afectada por expectativas de un nuevo avance en los inventarios de crudo en Estados Unidos.

Los temores de una sobreoferta de petróleo junto con la menor actividad económica en el mundo, así como la incertidumbre por el alza de tasas de interés, han castigado las cotizaciones a lo largo del año.

En el 2015, la baja en el precio del barril de la mezcla mexicana es de 12.09 dólares; es decir, una pérdida de 26.59 por ciento.

Para este año, el presupuesto del gobierno federal contempla un precio promedio del crudo mexicano de 79 dólares por barril.

De acuerdo con Pemex, en lo que va del año la mezcla promedia un precio de 45.22 dólares, por lo que se aplicarán las coberturas contratadas por el gobierno con opciones de venta a un precio de 76.4 dólares por barril, las cuales tuvieron un costo de 773 millones de dólares.

Para garantizar los ingresos petroleros, adicionalmente se cuenta con el llamado Complemento de cobertura 2015 por 7,944 millones de pesos que se encuentran disponibles de manera inmediata para cubrir la diferencia entre el precio estimado en la ley de ingresos de 79 dólares y la cobertura de 46.4 dólares.

Para el 2016 México logró garantizar un precio promedio de la mezcla de 49 dólares por barril, al contratar coberturas en ese nivel. El costo de estos contratos fue de 1,090 millones de dólares.

[email protected]