La mezcla mexicana hilo tres sesiones a la baja con un retroceso de 1.97% en la jornada del martes cerrando a un precio de 37.36 dólares por barril, cayendo en línea con los precios del WTI y del Brent.

Los inversionistas miraban con creciente angustia el descenso casi ininterrumpido en los precios del petróleo, al día siguiente de la revisión a la baja de las previsiones del precio del crudo por una serie de bancos.

Y, una "última serie de comentarios de varios miembros de la OPEP mostraron que la organización no tiene intención alguna de reducir su producción", pese al exceso de oferta y a la caída del mercado, "lo que aumentó la presión", explicó John Kilduff de Again Capital.

"No podemos seguir protegiendo un determinado (nivel de precios)", declaró el ministro de Energía de los Emiratos Arabes Unidos, Suhail Mazroui, durante un foro sobre la industria petrolera en Abu Dhabi, refiriéndose a la OPEP.

"Hemos vivido una sobreproducción (de crudo), procedente sobre todo del petróleo de esquisto, y esto debe ser corregido", agregó.

El ministro de Petróleo kuwaití, Ali al Omair, atribuyó también la caída de los precios del petróleo a una sobreproducción de alrededor de 1.80 millones de barriles por día, a lo que se suma una desaceleración de la economía mundial.

Asimismo, el ministro kuwaití descartó una reunión de urgencia de la OPEP para contemplar una reducción de su producción de 30 millones de barriles por día (mbd).

En Estados Unidos, "las últimas cifras muestran que la producción permanecerá en niveles casi récords en 2015 y aumentará en 2016", sostuvo Kilduff.

En efecto, la agencia estadounidense de información sobre Energía (EIA) mantiene su previsión de producción de Estados Unidos a 9.30 mbd en 2015 y prevé un aumento de la oferta el año siguiente, a 9.50 mbd.

Si se confirma, se trataría, según la agencia "del nivel de producción anual más alto de la historia de Estados Unidos después del año 1970", cuando se extraía 9.60 mbd.

con información de AFP

frm