En la jornada de este jueves el crudo mexicano de exportación retrocedió la mínima de cinco centavos, en comparación con la sesión previa, para venderse en 58.69 dólares el barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con Banco Base, el petróleo finalizó la sesión extendiendo sus ganancias por dos motivos: el primero, que las tensiones geopolíticas disminuyeron luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, moderó su postura agresiva con Rusia al tuitear que la acción militar en Siria podría no ser inminente.

Mencionó que los conflictos armados en Siria y las tensiones entre los rebeldes hutíes apoyados por Irán, contra Arabia Saudita continúan, lo cual podría llevar a una disminución en el suministro de petróleo.

El segundo motivo por el que el crudo avanzó en su cotización, es que el mayor apetito por riesgo aumentó la demanda del petróleo, y a pesar del aumento observado durante la jornada, durante la sesión el hidrocarburo cotizó mostrando resultados mixtos.

Ante este panorama, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) registró una pérdida de cinco centavos y se vendió en 66.77 dólares por barril, mientras que el Brent retrocedió 29 centavos y se ofertó en 71.77 dólares el tonel.