En la jornada de este martes, el crudo mexicano de exportación terminó con un avance marginal de un centavo de dólar, respecto a la sesión previa, y cotizó en 63.18 dólares por barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

Por su parte, Banco Base señaló que las principales mezclas de petróleo finalizaron la sesión con resultados mixtos; no obstante, durante la mayor parte de la jornada cotizaron con pérdidas, ante la noticia de que Estados Unidos pudo haber pedido a Arabia Saudita y a otros países miembros del cartel elevar su producción petrolera.

Refirió que de acuerdo con personas con conocimiento del tema, el gobierno de Estados Unidos pidió que el cartel aumentara su producción conjunta en alrededor de un millón de barriles diarios, petición se dio por el aumento sostenido en los precios de las gasolinas en ese país, que han alcanzado sus niveles más altos en tres años.

El aumento en el precio de las gasolinas en Estados Unidos es poco popular para la base de votantes del presidente Donald Trump, lo que ha causado que se quejara públicamente sobre la política de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Esta petición podría estar relacionada con el hecho de que las elecciones de medio término en Estados Unidos se acercan y la administración de Trump está buscando que los republicanos continúen con su mayoría en el Congreso.

Cabe recordar que el precio del crudo tocó niveles máximos no vistos desde 2014, debido a que producción del hidrocarburo del cartel y sus aliados disminuyó más de lo previamente pactado.

Asimismo, la decisión de la administración estadunidense de imponer sanciones a las exportaciones de petróleo iraní, había impulsado la expectativa de una disminución en la oferta de crudo global.

Lo anterior causó que el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, tuviera conversaciones con algunos productores que estuvieran dispuestos a incrementar su producción petrolera y reducir el impacto de las sanciones estadunidense.

Ante este escenario, el West Texas Intermediate (WTI) ganó 77 centavos y cotizó en 65.52 dólares por barril, mientras que el Brent registró un avance de nueve centavos y se vendió en 75.38 dólares el tonel.