En la jornada de este martes, el petróleo mexicano de exportación registró una ganancia de 44 centavos de dólar, con relación a la sesión previa, y se vendió en 69.46 dólares por barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con Banco Base, las principales mezclas de petróleo finalizaron la sesión extendiendo sus ganancias, una vez más ante la expectativa de que la producción a nivel global continúe disminuyendo.

Este martes se dio a conocer que el campo petrolero de Knarr, en Noruega, detuvo su producción debido a que los trabajadores se declararon en huelga luego de que las negociaciones salariales fracasaran.

El campo petrolero de Knarr produce alrededor de 23 mil barriles de crudo diarios, y la interrupción en él se da en conjunto con la disminución en la producción en Canadá y Libia.

En Canadá, la compañía Suncor ha dicho que la planta petrolera de Syncrude regresará a trabajar antes de lo planeado, y hasta ahora la producción de la compañía se ha reducido en alrededor de 350 mil barriles diarios.

Por su parte, la producción nacional de crudo en Libia ha disminuido alrededor de 527 mil barriles diarios de 1.3 millones de barriles al día.

Sin embargo, las presiones al alza fueron limitadas luego de que el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijera que la administración de Donald Trump está considerando extender más allá de noviembre las sanciones a algunos países que aún no dejen de consumir crudo iraní.

Recordó que el gobierno de Estados Unidos había exigido a los demás países dejar de consumir crudo de Irán antes del 4 de noviembre, por lo que es posible que la disminución en la producción de crudo iraní sea menor a lo estimado anteriormente.

En este contexto, el petróleo tipo West Texas Intermediate (WTI) registró una ganancia de 15 centavos de dólar para venderse en 74.00 dólares por barril, mientras que el Brent subió 62 centavos de dólar para ofertarse en 78.69 dólares el tonel.