En la jornada de este martes el crudo mexicano de exportación avanzó 1.91 dólares, en comparación con la sesión previa, para venderse en 57.20 dólares el barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con Banco Base, el petróleo finalizó la sesión con fuertes ganancias, debido a la disminución en la aversión al riesgo en los mercados financieros globales, causado por el mensaje más conciliador del presidente de China, Xi Jinping, lo que disminuyó las tensiones comerciales con Estados Unidos.

Además el incremento en el precio del crudo fue impulsado por la publicación de las perspectivas a corto plazo de oferta y demanda de la Administración de Información Energética (EIA), así como ante la expectativa de una disminución en los inventarios de petróleo de Estados Unidos durante la semana previa.

En su reporte mensual, la EIA pronosticó que la producción del hidrocarburo de Estados Unidos será de 10.69 millones de barriles por día en 2018, en comparación con los 10.7 millones de barriles por día estimados en el informe de marzo.

Lo anterior impulsó el optimismo de los mercados, ya que los inversionistas esperan que el reequilibrio de los fundamentales de oferta y demanda se alcance con mayor rapidez.

No obstante, hacia 2019, la EIA aumentó su producción promedio de 11.27 millones de barriles diarios a 11.44 millones de barriles por día, ante lo cual el mercado espera que los inventarios se hayan reducido en 1.5 millones de barriles diarios durante la semana que finalizó el 6 de abril.

Ante este panorama, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) registró una ganancia de 1.84 dólares y se vendió en 65.26 dólares por barril, mientras que el Brent avanzó 2.02 dólares y se ofertó en 70.67 dólares el tonel.