En la jornada de este jueves, el petróleo mexicano de exportación finalizó con un retroceso de 46 centavos, en comparación con la sesión previa, y se ofertó en 65.93 dólares por barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

Por su parte, Banco Base indicó que el petróleo cerró la sesión extendiendo sus pérdidas, debido a la expectativa de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados buscarán elevar el techo de producción que habían establecido desde finales de 2016, lo que se tradujo en recortes a la producción petrolera.

El ministro de Energía de Rusia, Alexander Novak, manifestó en el Foro Económico Internacional en San Petersburgo, Rusia, que la OPEP y los miembros de la coalición de productores contemplan la posibilidad de reducir los límites de producción, lo que discutirán durante la reunión oficial de la organización en Viena, Austria, el 22 de junio.

La institución financiera explicó que la expectativa de una reducción en los límites de producción se ha dado ante la probabilidad de que la producción de Venezuela siga disminuyendo, y la amenaza de que los suministros de Irán puedan reducirse debido a las sanciones estadunidenses a ese país.

De esta manera, el petróleo extendió sus pérdidas, luego de que durante la sesión del miércoles se publicaran los inventarios de petróleo de Estados Unidos.

De acuerdo con la Administración de Información Energética (EIA) de Estados Unidos, los inventarios de crudo mostraron un sorpresivo incremento de 5.27 millones de barriles durante la semana que finalizó el 18 de mayo, lo que ha ayudado a impulsar el spread entre el precio del WTI y Brent.

Ante este escenario, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) retrocedió 1.13 dólares y cotizó en 70.71 dólares por barril, mientras que el Brent perdió 1.01 dólares y se ofreció en 78.79 dólares el tonel.