El crudo mexicano de exportación registró una baja de 2.04 dólares respecto a la víspera, para ofertarse en 52.32 dólares por tonel, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con analistas de Banco Base, el petróleo, al igual que el resto de los commodities industriales, cerró la sesión con pérdidas ante un incremento de la aversión al riesgo en los mercados financieros globales, causado por las mayores tensiones comerciales entre China y Estados Unidos.

Estas disputas comerciales han llevado a la economía global a desacelerarse, lo que aumenta las preocupaciones sobre la demanda por el energético y muestra que aunque la expectativa de la oferta seguirá siendo importante para la cotización del petróleo, ahora los riesgos a la baja para el precio están más ligados con la expectativa de una menor demanda.

El anuncio de Trump sobre imponer aranceles del 10% a 300,000 millones de dólares de importaciones de bienes chinos que aún no están sujetos a tarifas llevó al gobierno de China a pedir a las empresas estatales suspender la compra de productos agrícolas de Estados Unidos y permitir la depreciación del yuan chino.

En Londres, el barril de Brent para entrega en octubre cayó a su nivel más bajo desde enero, perdiendo 2.08 dólares, o un 3.4%, quedándose en 59.81 dólares.

En Nueva York, el barril de WTI para entrega en septiembre perdió 97 céntimos o un 1.6%, quedando en 54.69 dólares.

Si bien, hasta ahora Trump no ha aumentado sus amenazas en contra de China, de confirmarse que el gobierno del gigante asiático devaluó su divisa o que impondrán limitaciones a las compras de productos agrícolas estadounidenses, el presidente de Estados Unidos podría intensificar su retórica proteccionista, incrementando los riesgos en los mercados financieros globales.

Por su parte, la mezcla mexicana cerró la semana previa con una cotización de 54.36 dólares por barril, lo que equivale a una contracción semanal en su precio de 5.51 por ciento.