Al cierre de la jornada del viernes la mezcla se ubicó cerca de su nivel más bajo del año al cerrar en un precio de 33.91 dólares por barril, 20 centavos arriba de su mínimo de 33.71 dólares alcanzado el 24 de agosto.

La mezcla hilo siete jornadas de pérdidas consecutivas, y en la jornada del viernes perdió 2.05% y cayó a un precio de 33.91 dólares, y retrocedió en línea con el precio del WTI y el Brent.

Los precios del crudo han caído en siete de las últimas ocho sesiones, con las pérdidas acelerándose después de datos del Gobierno estadounidense del jueves que mostraron la séptima alza semanal consecutiva en los inventarios de petróleo en el país, lo que llevó las existencias a cerca de máximos desde abril.

NOTICIA: OPEP puede lograr recuperación del crudo por sí sola

Sumando más presión sobre los precios, datos del viernes mostraron la primer alza en el número de plataformas de perforación petroleras en Estados Unidos en 11 semanas.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) dijo que existe un récord de 3,000 millones de barriles en los tanques a nivel mundial.

NOTICIA: OPEP no reduciría producción de petróleo: Rusia

La AIE, en su reporte mensual sobre el mercado petrolero, dijo que las abundantes reservas globales de crudo y productos petroleros podrían agudizar el exceso de suministros el próximo año.

El petróleo se vio envuelto en un desplome del mercado de materias primas el jueves, en el que los metales básicos también fueron duramente golpeados.

NOTICIA: FMI aconseja a países petroleros reestructurar su economía

Los mercados de crudo han estado marcados por el exceso de suministros, donde se estarían produciendo entre 0.70 y 2.50 millones de bpd por encima de la demanda, lo que ha resultado en una caída en los precios de casi dos tercios desde junio del 2014.

La excesiva oferta es el resultado de la elevada producción en la mayoría de importantes productores de crudo, incluyendo la OPEP, Rusia y Norteamérica.

Con información de Reuters

frm