La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó que realizó la reestructura de su deuda en pesos, ello para mejorar el perfil de esta.

La reestructura consistió en aplazar el pago de la deuda y mejorar las tasas de interés que se deben pagar por ella.

La dependencia, a cargo de Arturo Herrera, informó que llevó a cabo la primera permuta cruzada de valores gubernamentales del año, la cual se llevó a cabo bajo condiciones favorables para el país.

La operación consistió en el intercambio de 49,868 millones de pesos de Bonos M y Udibonos con vencimientos entre 2020 y 2022, por 48,142 millones de pesos de Bonos M y Udibonos con vencimientos entre 2023 y 2050 a tasas de interés de mercado, detalló la SHCP.

"Este instrumento de manejo de deuda interna, busca, por un lado, suavizar el perfil de vencimientos de deuda del Gobierno Federal en moneda local sin incurrir en endeudamiento adicional; y, por el otro, mejorar la liquidez del mercado de deuda local ofreciendo a los inversionistas una gama más amplia de alternativas para el rebalanceo de sus portafolios permitiendo el intercambio cruzado entre dos distintos instrumentos", explicó.

Agregó que estas operaciones permiten mejorar la eficiencia del proceso de formación de precios, además de contribuir a disminuir el costo y riesgo de financiamiento del gobierno federal.

Hacienda informó que la demanda total de esta transacción fue de 85,587 millones de pesos, y se contó con la participación de inversionistas nacionales y extranjeros.

"Con esta operación de manejo de pasivos, además de mejorar el perfil de vencimientos de deuda del Gobierno Federal, se contribuye a incrementar la liquidez del mercado de deuda local".

Para Hacienda, las condiciones favorables que se alcanzaron en esta reestructuración reflejan la confianza que mantienen los inversionistas, tanto nacionales como extranjeros, en el país.

"Hacia delante la SHCP continuará monitoreando las condiciones en los mercados financieros para estar en posibilidad de aprovechar las ventanas de oportunidad que permitan seguir mejorando el perfil de vencimientos de la deuda pública".

El año pasado, el primero del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el gobierno mexicano realizó dos permutas, una en septiembre y otra en octubre.

 

kg