En línea a los previos de los analistas, la petroquímica Mexichem inició un año positivo, reflejando un flujo operativo (EBITDA) de 63.4% a 330 millones de dólares, esto es más a lo esperado de 48.4% que proyectaban los analistas de Banorte.

El reporte, publicado en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), explicó que el aumento se debió a una mayor rentabilidad por la integración vertical del Grupo de Negocios de Vinyl debido al cracker de etileno, las mejores condiciones de mercado tanto en Estados Unidos como en Europa, especialmente en los negocios de Fluent y Fluor, y la integración de los resultados de Netafim.

Respecto a los ingresos, registró un aumento de 26% a 1,756 millones de dólares, impulsados por las mejoras en las ventas de los grupos de negocios de Fluor, Fluent y Vinyl que aumentaron 48, 35 y 8% respectivamente.

Los ingresos de la petroquímica provenientes de Estados Unidos y México representaron 15 y 11%, respectivamente, mientras que Alemania representó 8% y Brasil y Reino Unido, 6% cada uno.

La utilidad correspondiente a la parte controladora ascendió en 52% a 79 millones, desde los 52 millones de dólares reportados el primer trimestre del año pasado.

Dicho resultado es ligeramente mayor al estimado por Banorte, que estimaba un alza de 48.8% a 78 millones de dólares.

En los comentarios de la dirección de la compañía, se explicó que a mediados de abril de este año lograron un acuerdo de 323 millones con su aseguradora respecto al accidente del complejo PMV, Pajaritos, de hace dos años.

“El monto del acuerdo cubre la cuenta por cobrar que manteníamos en nuestro balance, relacionada con la póliza de seguros de daños a propiedad y de montaje”, se lee en el documento trimestral enviado a la Bolsa mexicana.


valores@eleconomista.mx