El Oro cayó el miércoles debido a la fortaleza del dólar y mientras el mercado espera noticias de la disputa comercial entre China y Estados Unidos, luego de que el discurso del presidente Donald Trump sobre el estado de la Unión ofreció poca claridad sobre la situación.

El oro al contado perdió 0.5% a 1,308.46 dólares por onza. Los futuros del oro en Estados Unidos bajaron 0.4% a 1,313.40 dólares la onza.

El Índice Dólar operó cerca de un máximo de dos meses contra una canasta de monedas. La fortaleza del billete verde encarece las materias primas para los compradores en otras divisas.

El lingote tuvo algo de respaldo por la amenaza de otro cierre parcial del gobierno estadounidense luego de que Trump prometió en su discurso construir un muro en el límite con México, pese a ser una fuente de división con los demócratas.

Sobre la relación comercial con China, Trump dijo que cualquier pacto “debe incluir un cambio real y estructural para acabar con las prácticas comerciales injustas, reducir nuestro crónico déficit comercial y proteger los empleos estadounidenses”.

El volumen de operaciones era bajo, dado que China y varios otros mercados en Asia están cerrados esta semana por el feriado del Año Nuevo Lunar.

El paladio perdió 0.3% a 1,377 dólares por onza. La plata cayó 1.1%, a 15.66 dólares la onza, y el platino bajó 1.8% a 801 dólares por onza.

Industriales avanzan

El níquel tocó su nivel más alto en más de cuatro meses por el temor del mercado a que la fuerza mayor que anunció la minera brasileña Vale en algunos de sus contratos de mineral de hierro pueda causar restricciones en el suministro.

El níquel en la Bolsa de Metales de Londres alcanzó los 13,350 dólares por tonelada, máximo desde el 31 de agosto, pero cerró con una baja de 0.9% a 12,925 dólares ante un dólar más fuerte.

Por su parte, el cobre ganó 0.8%, a 6,279 dólares la tonelada, tras tocar un techo de dos meses.

El alivio en la tensión comercial entre Washington y Pekín apoyó los precios del metal, aunque el avance se vio contenido por cifras que mostraron una desaceleración de la actividad fabril en China.

Una corte brasileña ordenó detener las actividades en una mina responsable por casi 9% de la producción de Vale. Lo anterior, luego del colapso de una represa que habría provocado la muerte de más de 300 personas.

“La fortaleza en el níquel se debe a la preocupación de que el suministro de níquel de Vale podría verse afectado por la fuerza mayor de mineral de hierro”, dijo el estratega de materias primas de ING, Warren Patterson.