Los precios del oro cayeron por la fortaleza del dólar, pero el temor a una nueva ola de infecciones por coronavirus y la promesa de la Reserva Federal (Fed)  de Estados Unidos de conservar las tasas de interés bajas mantuvieron los lingotes cerca de máximos en más de una semana.

El oro al contado bajó 0.33% a 1,730.58 dólares por onza, luego de alcanzar su nivel más alto desde el 2 de junio a 1,744.36 dólares. Los futuros del oro en Estados Unidos ganaron 1.1% a 1,739.80 dólares.

“Tuvimos muchas infecciones nuevas, que parecieron asustar un poco a los inversionistas, por lo que (...) básicamente están vendiendo todo excepto el dólar y el gas natural”, dijo Michael Matousek, jefe de operaciones de U.S. Global Investors.

El miércoles, los precios del oro avanzaron 1.3%, su mayor ascenso porcentual diario en más de un mes, después de que la Fed reiteró su promesa de seguir entregando estímulos a la economía y destacó la necesidad de mantener las tasas de interés en niveles cercanos a cero al menos hasta 2022.

El oro se ha recuperado alrededor de 20% desde que tocó un mínimo de más de tres meses de 1,450.98 dólares el 16 de marzo.

Las medidas de estímulo económico y las bajas tasas de interés en Estados Unidos tienden a respaldar al oro, que a menudo es considerado como un activo de cobertura ante la inflación y la volatilidad cambiaria.

En otros metales preciosos, la plata perdió 3.1%, a 17.69 dólares la onza; el paladio cayó  1%, a 1,928.03 dólares; y el platino cedió 2.2%, a 814.30 dólares.

Por su parte, los precios del cobre y de otros metales perdieron debido a un panorama sombrío para la economía estadounidense y a nuevas preocupaciones por una segunda ola de infecciones por Covid-19, lo que genera dudas sobre la demanda.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) cedió 2.8% a 5,740 dólares la tonelada, luego de trepar más temprano a 5,928 dólares.

Según la correduría Marex Spectron, un retroceso técnico en los valores del cobre y aluminio estaría retrasado.

El metal rojo ha repuntado cerca de 30% desde los mínimos de marzo y se cotiza a su nivel más alto desde enero.