Más que una afectación a los resultados de las emisoras del sector de infraestructura por el recorte al gasto público anunciado por la Secretaría de Hacienda, esta situación podría implicar un menor crecimiento que necesariamente afectará a la actividad económica, coincidieron analistas.

Los especialistas mencionaron que en el caso de las empresas del ramo petroquímico aún no se determina un posible efecto, ya que se desconocen detalles sobre las áreas que se ajustarán en Petróleos Mexicanos (Pemex) y en la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El viernes, Luis Videgaray, secretario de Hacienda, anunció un ajuste al gasto por 124,300 millones de pesos, de los cuales 18,000 millones corresponden al rubro de infraestructura.

En Pemex el recorte será de 62,000 millones de pesos y en la CFE de 10,000 millones de pesos.

Fernando Bolaños, analista de Monex, consideró que los mercados ya habían descontado el ajuste al gasto público, por lo que si bien se espera volatilidad en las siguientes semanas, ésta resultará en su mayoría de las presiones del exterior.

El especialista explicó que para las emisoras petroquímicas el impacto será más por la caída en el precio del petróleo y por el curso que tomarán los proyectos de la Ronda Uno.

En la actualidad, agregó, hay incertidumbre que proviene del exterior, sobre todo por la situación en Grecia, políticas monetarias inciertas a nivel mundial y la caída en los precios del petróleo, así como una perspectiva de menor crecimiento.

Recordó que luego del anuncio del recorte el viernes pasado se observó un comportamiento negativo para el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), pero eso también ocurrió en otras bolsas, por lo que el ajuste al gasto fue uno de los muchos elementos que afectó al mercado .

Armelia Reyes, analista de Signum Research, dijo que no se esperaba que el recorte al gasto fuera tan agresivo y confía en que este anuncio beneficie a las empresas que cotizan en la Bolsa.

Comentó que empresas como OHL o ICA están muy apalancadas, pero Pinfra bien podría aprovechar las oportunidades que se presenten, ya que cuenta con recursos.

Puntualizó que Pinfra sólo ha invertido una tercera parte de sus recursos y se espera que este año inviertan lo que falta.

Marco Medina, analista de Ve por Más, indicó que en el caso de ICA el ajuste al gasto de inversión para infraestructura se relaciona con el proyecto del Tren Transpeninsular Mérida-Chetumal, lo cual no le afectará.

En la actualidad, añadió, la emisora cuenta con un estado de contratación al tercer trimestre de este año de 52,000 millones de pesos y tiene un amplio portafolio de activos concesionados que en su mayoría inició operaciones.

Para Cemex, dijo que México representa 20 y 29% de sus ventas y EBITDA, respectivamente, pero dos tercios de la demanda en cemento en el país se derivan del sector de vivienda.

En el caso de Pinfra, recordó que la emisora se enfoca exclusivamente en proyectos carreteros y los programas para la conservación y desarrollo de carreteras no sufrieron recortes, por lo que no se anticipan implicaciones negativas.

Medina enfatizó que en las últimas semanas las emisoras del sector infraestructura se vieron afectadas, entre otros factores, por los temores de los inversionistas ante la caída en los precios del petróleo, ya que esto implicaría menores recursos públicos para el sector infraestructura hacia el 2016.

Por su parte, Roberto Solano, analista de infraestructura de Monex, consideró que ICA, Pinfra OHL e Ideal no cuentan por el momento con una liquidez inmediata para participar en estos esquemas, por lo que un impacto como tal o una volatilidad no se ve . (Con información de Pablo Chávez)

romina.roman@eleconomista.mx