El nerviosismo político en Italia contagió a los principales índices de Europa y Norteamérica.

La crisis política italiana amenaza con próximas elecciones y, en un escenario adverso, se puede desatar otra batalla acerca del futuro de la Unión Europea. Lo anterior se da a dos años de la salida del Reino Unido del bloque, dijo Carlos Contreras, CEO de cafedeltrader.com.

Ayer, el FTSE MIB, principal índice de la Bolsa de Milán, profundizó su desplome. En lo que va de mayo, el índice presenta una baja de 10.96%; este martes contribuyó con una caída de 2.65%, a 21,350.88 puntos, su nivel más bajo desde julio del 2017.

El sismo italiano se hizo sentir en otras partes del continente. El Ibex 35 de Madrid descendió 2.49%, el CAC 40 de París cayó 1.29%, el FTSE 100 de Londres bajó 1.26% y el Dax de Frankfurt retrocedió 1.53 por ciento.

La incertidumbre italiana llegó a América. En Estados Unidos, el sector más castigado este martes fue el financiero, dijo Iván Santiago, CEO de BlackBull Advisors. El Fondo Cotizado en Bolsa (ETF, por su sigla en inglés) XLF presentó una caída de 3.34%, a 26.92 dólares por unidad. Dicho ETF replica las acciones de los principales bancos de Estados Unidos.

“Justo la semana pasada cotizaba (el ETF XLF) por los 28.50 dólares, ahora está en 26.92 dólares, lo cual mete presión a los índices bursátiles”, explicó Santiago.

Ayer, el Promedio Industrial Dow Jones cedió 1.58%, a 24,361.45 unidades, el S&P 500 cayó 1.16%, a 2,689.69 unidades. El Nasdaq Composite perdió 0.50%, a 7,396.59 unidades.

Desde el punto de vista técnico se espera que el S&P 500 llegue a los 2,660 puntos. “Abajo de ese nivel tenemos el soporte en 2,600 unidades. Entre esos dos niveles estimamos compra, con precio meta de salida arriba de 3,000 puntos”, explicó Ezequiel Quiroz, analista de La Venta Advisors.

México, al igual que sus pares europeos y estadounidenses, no se libró de la baja generalizada. El S&P/BMV IPC, de la Bolsa Mexicana de Valores, terminó la jornada con una caída de 0.45%, a 44,647.37 unidades.

El índice mexicano hiló su cuarta baja y cerró en su nivel más bajo desde el 2 de diciembre del 2016.

La preocupación que ha despertado Italia recuerda a Grecia, que ha estado sumergida en presiones económicas la última década, con una diferencia: la primera está en el top 10 de las economías más importantes del mundo; Grecia no.

“El nerviosismo, como ocurrió en su momento con Grecia, es lo que ha presionado a los mercados”, dijo Contreras.

 

mario.calixto@eleconomista.mx