Nuevas señales de desaceleración en China y la incertidumbre política en Grecia preocuparon a los inversionistas haciendo caer las bolsas el martes.

Una desgracia nunca llega sola , comentó Connor Campbell, analista de Spread EX.

Una nueva oleada de malos datos, la volatilidad procedente de la muy volátil Grecia y la continuación del hundimiento hacia el abismo del petróleo han supuesto un día lúgubre para el Dax, el Dow, el FTSE y sus homólogas , agregó Campbell al hablar de los principales índices bursátiles mundiales.

La caída del mercado se explica por una conjunción de varios elementos, empezando por la caída de los índices chinos y de la situación en Grecia, demasiadas cosas en tan poco tiempo para los inversionistas , explicó a la AFP Alexandre Baradez, analista de IG France.

En China, el índice Shanghai Composite abrió el martes en un máximo de tres años y medio antes de caer en la tarde y perder 5.31%, su mayor baja diaria desde el 2009, porque los inversionistas tomaron ganancias en sectores como la banca y bienes raíces.

La Bolsa de Hong Kong, por su parte, disminuyó 4.51 por ciento.

La volatilidad se apoderó también de los mercados de deuda, en los que el yuan sufrió su mayor baja frente al dólar desde el 2008, debido a las especulaciones de un posible recorte de los requerimientos de préstamos bancarios, lo que podría inundar el mercado con la moneda local y que se depreciaría frente al dólar.

Los movimientos siguen a la sorpresiva decisión de noviembre del Banco Popular de China de bajar su tasa de interés en respuesta a débiles datos macroeconómicos.

Más volatilidad será la nueva normalidad , dijo Zheng Weigang, jefe de inversiones de Shanghai Securities. Sin embargo, sostuvo que los reguladores no necesariamente estarán satisfechos con el resultado.

China parece encaminada a no cumplir con su objetivo de crecimiento este año, por primera vez desde 1999, con un resultado que será el más bajo en 24 años.

Asesores recomendaron a los líderes chinos que recorten su previsión de crecimiento para el 2015 a 7%, para diseñar los planes económicos y reformas.

En el mercado cambiario, el yuan al contado bajó 0.50% a 6.2007 unidades por dólar, acelerando una caída que se inició el 21 de noviembre con la baja de tasas.

No obstante, el alza de la volatilidad no debería ser una sorpresa para los inversionistas porque Pekín ha dicho en repetidas ocasiones que dará más libertad a los mercados para que fijen los precios.

Grecia presiona

Las bolsas europeas cayeron a un mínimo de dos semanas, presionadas por el hundimiento del mercado bursátil en Grecia tras una inesperada decisión de adelantar la elección presidencial en la que tendría opciones el partido Syriza, que se opone al actual rescate de la Unión Europea a Atenas.

El índice FTSEurofirst 300 de los títulos referenciales de Europa cerró con una baja de 2.30%, a 1,363.13 puntos, en su mínimo desde finales de noviembre y registrando su mayor caída porcentual desde mediados de octubre.

El mercado accionario en Grecia retrocedió 12.80%, en su mayor caída de una sesión desde noviembre de 1987, dijo la Bolsa de Atenas.

El gobierno dijo el lunes que adelantaría en dos meses una votación presidencial, en una apuesta política que resaltó la incertidumbre sobre la salida del país del rescate financiero de sus socios.

Otros mercados bursátiles también sufrieron fuertes bajas, con el índice español IBEX y el italiano FTSE MIB cayendo 3.2 y 2.8%, respectivamente. El británico FTSE 100 bajó 2.1%, el francés CAC 40 cayó 2.5% y el alemán DAX descendió 2.2 por ciento.

En Nueva York, Wall Street siguió inicialmente la tendencia pero retomó la seguridad en mitad de la sesión.

El Dow Jones y el S&P 500 perdieron respectivamente 0.29 y 0.02%, mientras que el Nasdaq subió 0.54 por ciento.

Esto demuestra que el mercado estadounidense sigue siendo la mejor opción para invertir en acciones , comentó Michael James, de Wedbush Securities. (Con información de AFP y Reuters)

[email protected]