El índice referencial S&P 500 cerró con pocos cambios el jueves en la Bolsa de Nueva York, porque una caída en las solicitudes de subsidios por desempleo en Estados Unidos contrarrestó un dato que mostró una contracción en la actividad manufacturera, mientras los inversionistas aguardan el discurso del presidente de la Reserva Federal (Fed) sobre la política monetaria del banco central.

Datos del Departamento del Trabajo de Estados Unidos mostraron que las solicitudes iniciales de beneficios estatales por desempleo cayeron más de lo esperado la semana pasada, lo que sugiere que el mercado laboral se mantuvo firme pese a la desaceleración de las manufactureras y la preocupación de que la economía esté camino a una recesión.

Sin embargo, el Índice de Gerentes de Compras preliminar de IHS Markit mostró que la actividad fabril se contrajo en agosto, por primera vez en casi una década. La lectura provocó inquietud entre algunos inversores, que temen que la debilidad económica en el extranjero y una escalada de la guerra comercial con China puedan arrastrar a la economía estadounidense.

Después de la divulgación de los datos, la curva de rendimiento entre los bonos del Tesoro a dos y 10 años se invirtió brevemente.

Varios estrategas de mercado dijeron que los inversionistas están aguardando el discurso de hoy del presidente de la Fed, Jerome Powell, en una reunión anual de banqueros centrales en Jackson Hole, Wyoming, donde se espera que arroje pistas sobre si la Fed reducirá más las tasas.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 0.19%, a 26,252.24 unidades, mientras que el S&P 500 perdió 0.05%, a 2,922.95 unidades. El NASDAQ Composite bajó 0.36%, a 7,991.39 unidades.

Mientras la Bolsa Mexicana de Valores cerró con un avance de 0.17%,  ubicándose en 40,144.24 puntos. Se negociaron 180.4 millones de acciones.