Los principales índices accionarios de Wall Street cerraron virtualmente sin cambios el miércoles, en una sesión tranquila previa a un feriado, con ganancias en los sectores cuidados de la salud y consumo masivo tras datos económicos que mostraron que la economía estadounidense crece modestamente.

Los volúmenes negociados fueron bajos, ya que muchos actores del mercado se ausentaron de la sesión previa al feriado del Día de Acción de Gracias. Los mercados permanecerán cerrados el jueves y finalizarán la sesión del viernes más temprano.

El Promedio Industrial Dow Jones ganó 0.01%, y cerró en 17,813.39 unidades, mientras que el S&P 500 perdió 0.01%, y terminó en 2,088.87. El NASDAQ Composite ganó 0.26%, y terminó en 5,116.14 unidades.

Datos mostraron que las solicitudes por beneficio de desempleo cayeron más que lo esperado, a 260,000 la semana pasada, mientras que los pedidos de bienes duraderos se incrementaron 1.3%, muy por encima de la expectativa de 0.4 por ciento.

Sin embargo, otros reportes sugirieron que los consumidores no estaban con ánimo de gastar, ya que el gasto se incrementó sólo 0.1% en octubre, frente a 0.3% esperado.

La Bolsa Mexicana de Valores retrocedió por tercera sesión consecutiva, tras la divulgación de varios indicadores económicos de Estados Unidos, que hicieron prevalecer expectativas de que la Reserva Federal podría elevar sus tasas de interés en diciembre.

El índice IPC perdió 0.98%, para cerrar en 44,138.75 puntos.

El peso mexicano cerró en 16.5 por dólar, con un alza de 0.18%, frente a 16.5305 pesos del precio referencial de Reuters del martes.

El peso llegó a depreciarse a 16.589 unidades por billete verde, su nivel más débil en la sesión, momentos después de la publicación de los datos estadounidenses. Datos mostraron que la inflación subyacente interanual está estancada en 1.3 por ciento.