El Promedio Industrial Dow Jones y el índice S&P 500 cerraron con caídas modestas el lunes, recuperando algo de terreno desde mínimos de sesión, gracias a que los avances en el sector energético ayudaron a contrarrestar los descensos provocados por las disputas comerciales entre Estados Unidos y China.

El presidente Donald Trump anunció la semana pasada la imposición de aranceles a importaciones de productos chinos por un valor de 50,000 millones de dólares.

China respondió con un gravamen de 25% a 659 productos estadounidenses, por un valor de 34,000 millones de dólares.

El Promedio Industrial Dow Jones perdió 103,01 puntos, o 0.41%, a 24,987.47 unidades, y el índice S&P 500 cayó 5.79 puntos, o 0.20%, a 2,773.87 unidades. En cambio, el índice Nasdaq Composite subió 0.65 puntos, o 0.01%, a 7,747.03 unidades.

“Las preocupaciones vinculadas al comercio guiaron” a los corredores, estimó Nate Thooft, de Manulife Asset Management.

El mercado de obligaciones se estabilizó. El rendimiento de las tasas de los bonos del Tesoro a 10 años de Estados Unidos evolucionaba a 2.919%, contra 2,921% el viernes, y el de 30 años a 3.046%, contra 3.047% al cierre anterior.

Inicia semana con retroceso

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó con una baja de 0.59%, continuando con la corrección que inició el viernes pasado después de la racha positiva de las últimas dos semanas, en línea con los mercados internacionales que muestran nerviosismo por la guerra comercial entre Estados Unidos y China.En cifras definitivas de cierre, el S&P/BMV IPC se ubicó en 46,660.87 unidades, a dos semanas de que se lleve a cabo el proceso electoral en México.

Las emisoras que contribuyeron a la baja de la BMV fueron: Cemex, que perdió 1.71%; América Móvil que cerró con una baja de 1.27%; FEMSA con menos 0.71% y Grupo México, que perdió 0.48 por ciento.

La BMV acumuló su segunda sesión consecutiva de toma de utilidades después de acumular dos semanas consecutivas de incrementos, en un entorno de cautela conforme se acercan las elecciones del 1 de julio próximo, así como por las renegociaciones del Tratado del Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Después de que la Reserva Federal de Estados Unidos decidió elevar su tasa de interés de referencia, los mercados estarán a la espera de la decisión del Banco de México (Banxico) en su reunión de política monetaria del próximo jueves; algunos analistas esperan un incremento de 25 puntos base mientras que otros prevén que mantendrá sin cambio su tasa de interés.

Los mercados tuvieron un arranque de semana en terreno negativo, debido a que prevalece la incertidumbre y los temores por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y las tensiones con otros países, lo que genera expectativas negativas sobre el crecimiento económico global. (Con información de agencias)

[email protected]