Uno de los grandes retos de las economías emergentes es incrementar la profundidad de sus mercados accionarios.

La capitalización de la Bolsa Mexicana de Valores equivale a menos de la mitad del Producto Interno Bruto (PIB). Como ejercicio de comparación, se necesitarían  2.45 bolsas para poder igualar el PIB de la segunda economía más importante de América Latina.

Para aumentar la profundidad del mercado, se requiere de una labor intensa de promoción y debe ser enfocada a la clase media del país. Ésta puede invertir, pero no lo hace por desconocimiento; “se tienen que enfocar en la educación financiera y crecimiento de los valores listados”, explicó Carlos Hermosillo, analista de Actinver Casa de Bolsa.

Otro caso similar a México es Brasil: se necesitarían 1.70 bolsas de Brasil para igualar el PIB del país sudamericano.

Incluso China, el país emergente más relevante y la segunda economía del mundo, tiene un comportamiento similar a México y Brasil.

El PIB del país asiático es de 11.22 billones de dólares, mientras el valor de mercado de su Bolsa más importante es de apenas 5.19 billones de dólares.

Más que su PIB

Contrario a lo que pasa con los países emergentes, las economías desarrolladas tienen más empresas listadas y mayor participación del público inversionista especializado y no especializado, dijo Hermosillo.

El ejemplo más relevante es Estados Unidos. La capitalización de la Bolsa de Nueva York es de 22.82 billones de dólares, mientras que el PIB del país fue de 19.39 billones de dólares.

En Japón es similar. La Bolsa del país nipón tiene una capitalización de 6.28 billones de dólares, en comparación con 4.95 billones de dólares de su PIB.

El mercado japonés está compuesto de empresas predominantemente internacionales que están domiciliadas. Además, cuenta con operaciones globales muy importantes.

Por eso el valor de capitalización es mayor; es señal de desarrollo, dijo Hermosillo.

[email protected]