Pese a la incertidumbre por la que México se ha visto afectado, los inversionistas extranjeros continúan apostando por el mercado accionario.

De acuerdo con datos del Banco de México (Banxico), entre enero y abril de este año han ingresado flujos por 2,460 millones de dólares de inversión extranjera en renta variable. Dicho nivel representa un aumento de 23.4%, comparado con el mismo lapso del 2018.

“Hay una valuación muy atractiva en general en los precios o en los valores de los títulos mexicanos”, mencionó en entrevista Carlos Ponce, socio fundador de SNX Consultores.

Gerardo Copca, director de MetAnálisis, explicó que, en abril, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) reflejó un rally positivo de 3.04% generado de un castigo en los precios.

“Viendo esas oportunidades impulsó a que entraran recursos al mercado de capitales”, expuso el directivo.

Si bien los precios de las acciones se muestran castigados, Ponce precisó que la mayor participación de inversionistas extranjeros es de corte institucional y no de carácter especulativo.

El saldo total de los inversionistas foráneos en renta variable acumula un incremento de 12% en lo que va del año, a 151,589 millones de dólares.

No obstante, en comparación anual reflejó una pérdida de 3.61%, desde 157,268 millones de dólares.

Los analistas coincidieron en que el flujo proveniente de los inversionistas extranjeros se ha estancado.

Copca dijo que incluso en mayo se ha visto esa tendencia neutra, misma que se ha visualizado a través de los volúmenes negociados tanto en la BMV como en la Biva.

Puede ser mejor

Carlos Ponce detalló que, si bien México se encuentra en niveles atractivos frente a los mercados emergentes, considera que hace falta un catalizador para mejorar la entrada de capitales extranjeros.

El exdirector de análisis en banco Ve por Más indicó que se requiere un mejor resultado corporativo de las empresas, ya que, al primer trimestre del año, los fundamentales de las empresas que pertenecen al principal indicador accionario de la BMV presentaron resultados débiles.

Agregó que hace falta certeza en cuanto al tema de Pemex, dado que han existido expresiones internacionales de preocupación en torno a que pueda haber una baja en la calificación.

“En cuanto se dé a conocer un programa más de Pemex, entiendo que sucederá en algunas semanas, quizá las propias calificadoras puedan comenzar a emitir una opinión y, si ésta es de menor preocupación para una baja en los grados de inversión, creo que podría ayudar”, expresó.

Renta fija

Datos del Banxico refieren que, hasta el 7 de mayo, han ingresado 5,956 millones de dólares por parte de inversionistas extranjeros en valores gubernamentales. El total a dicha fecha es de 114,335 millones de dólares, representando 30.7% del total. Dicho saldo al cierre de abril refleja un aumento de 6,947 millones de dólares.

La preferencia de los inversionistas se concentró en 76% en los bonos de largo plazo, seguido de 12.5% en Cetes y 12% en Udibonos.

Aunque las tasas de interés en instrumentos de renta fija como Cetes, lucen atractivas, ello refleja también el riesgo que los inversionistas están asumiendo.

Suben rendimientos de bonos del Tesoro

Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron el jueves, alentados por sólidos datos económicos y un repunte en Wall Street.

Estados Unidos informó que la construcción de viviendas aumentó más de lo esperado en abril, además de una caída en las solicitudes semanales de subsidios por desempleo y un alza del índice de condiciones empresariales de la Reserva Federal (Fed) de Filadelfia en mayo.

Los datos se conocieron después de que unas débiles cifras de ventas minoristas reportadas el miércoles hicieron caer los rendimientos y aumentaron las expectativas de que la Fed recortará las tasas de interés este año.

La construcción de viviendas en Estados Unidos aumentó más de lo esperado en abril y la actividad del mes anterior fue más fuerte de lo que se pensó inicialmente, lo que sugiere que las descendentes tasas hipotecarias están comenzando a brindar cierto apoyo al atribulado mercado inmobiliario.

En tanto, el Departamento del Trabajo detalló que las solicitudes iniciales de beneficios por desempleo se redujeron en 16,000, a 212,000 en términos ajustados estacionalmente en la semana que terminó el 11 de mayo.

El rendimiento de los bonos a dos años, que es un indicador de las predicciones del mercado sobre la política monetaria de la Fed, subió 3 puntos básicos, a 2.20%, recuperándose de una caída registrada el miércoles a mínimos de 15 meses.

El retorno de la deuda a 10 años avanzó 2.1 puntos básicos, a 2.40%, mientras que el rendimiento de las notas a tres y cinco años ganaron 2.3 puntos básicos. (Reuters)

[email protected]