Washington- Las ventas pendientes de casas usadas en Estados Unidos subieron 2.4% en julio, alcanzando un máximo en más de dos años, dijo este miércoles un grupo de la industria.

El alza del índice elaborado por la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios superó el incremento de 1.0% que esperaban los analistas consultados por Reuters.

El indicador alcanzó una lectura de 101.7, su mejor nivel desde abril del 2010, sugiriendo que el sector inmobiliario sigue recuperándose.

En los 12 meses a julio, las ventas pendientes crecieron 12.4 por ciento.

"Todas las regiones mostraron incrementos mensuales en la actividad de compras de casas, excepto por el oeste", dijo el economista jefe de la Asociación, Lawrence Yun.

ros