Las acciones europeas cerraron en baja el jueves, arrastradas por el sector automotriz y por Credit Suisse, tras datos débiles de Estados Unidos que alimentaron preocupaciones de que su economía podría estar desacelerándose.

La productividad no agrícola se derrumbó en el cuarto trimestre y los pedidos de subsidios por desempleo crecieron más que lo esperado, mostraron sendos reportes el jueves en Estados Unidos. Eso sumó presión sobre el dólar, que se ha estado debilitando al desvanecerse esperanzas de más alzas de tasas.

NOTICIA: La Reserva Federal haría más aumentos de tasa este año

El índice FTSEurofirst 300 cerró con una caída del 0.16%, a 1,293.56 puntos, sumando su cuarta sesión consecutiva con descensos. El referencial abrió con alzas, pero posteriormente cambió de tendencia y llegó a caer hasta 1,278.08 unidades.

Las acciones de Credit Suisse se derrumbaron 10% después de que el banco reportó su mayor pérdida anual desde 2008.

NOTICIA: S&P ve solo dos alzas de tasas de la Fed durante el 2016

El sector automotriz cayó 2 por ciento. Las acciones de Daimler bajaron 3.22% luego de que la compañía alemana pronosticó un crecimiento modesto para este año.

NOTICIA: UE recorta su previsión de crecimiento por riesgo de emergentes

En cambio, los sectores minero y de petróleo y gas ganaron 7.26 y 3.33%, respectivamente, pues el descenso del dólar abarató el crudo y los metales para los tenedores de otras monedas.

frm