El petróleo cerró sin dirección el martes en Nueva York en un mercado que espera conocer las reservas de Estados Unidos y está pendiente de una reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que comienza el viernes.

El barril de light sweet crude (WTI) para enero subió 20 centavos a 41.85 dólares tras haber oscilado en torno al equilibrio durante casi toda la sesión. En Londres el barril de Brent del mar del Norte para enero cedió 17 centavos a 44.44 dólares.

El mercado está nervioso e inestable, pero sigue siendo muy prudente dijo Matt Smith, de la firma ClipperData.

El viernes será importante para el mercado debido a que ese día la OPEP abre una reunión en la que decidirá si procede a producir menos para reducir la sobreoferta mundial , dijo Smith.

También se conocerán las cifras de desempleo de Estados Unidos, las cuales podrían dar indicaciones sobre si la Reserva Federal finalmente decidirá en dos semanas aumentar las tasas de interés.

Si suben las tasas, el dólar se encarece para quienes tienen otras divisas y precisan billetes verdes para comprar crudo.

Saldrá el dato de reservas

Los inversionistas temen, en cambio, descubrir una mala noticia el miércoles si el informe del estado de las reservas petroleras de Estados Unidos muestra un incremento de éstas.

En lo que hace a la reunión de la OPEP, el mercado está dominado por las dudas: No se sabe si restringirá su producción para hacerle un lugar a la de Irán o para reequilibrar el mercado y así empujar los precios al alza , dijo Tim Evans, analista de Citi.

Por su parte, la mezcla mexicana de exportación cayó el martes 1.55% y cotizó en 33.75 dólares por barril, según dio a conocer Petróleos Mexicanos.