Para entrar en tema y calor, diremos que estamos en medio del famoso mercado climático en Estados Unidos, esto en referencia al desarrollo de cultivos, y si tuviésemos que hacer una reseña pronta de lo que vemos, diremos que de momento el maíz se ve espectacular.

El cinturón productor de ese país presenta condiciones similares a un invernadero, lluvias periódicas y Sol con calor bochornoso, así como lo recetó el médico.

De momento, en términos de precios nos encontramos anclados en rangos que a las alzas no dan más y a las bajas dan un poco de miedo a los que quieren adelantarse y dar por hecho una cosecha monstruosa antes de tiempo.

El comprador y el vendedor se encuentran viendo quién tira el primer golpe para reaccionar en medio de una tensa calma, los especuladores aún no quieren tomar partido en esto, pues las condiciones externas no les asientan bien.

Los datos económicos de Europa y Estados Unidos dan un día luz y al otro la quitan, así que sus portafolios están restringidos y limitados a cosas prácticas y de bajo perfil.

Los que están comprados ya están ahí y no suman, los que están vendidos tampoco se mueven.

Así que si los especuladores no toman cartas en el asunto, lo dejaremos a los comerciales y, como es costumbre, el comprador anticipa bajas y los vendedores anticipan alzas.

En lo que a la agricultura se refiere, y para ser más puntuales, los productores aún esperan que por alguna razón u otra se encuentre pretexto para que el precio suba y puedan vender sus mercaderías. Hoy lo que es un hecho es que en Sudamérica quedan por venderse más de 42 millones de toneladas de soya.

China tiene un bloqueo de compra de aceite de soya argentino y esto es un tema muy delicado.

Argentina es el mayor exportador de aceite vegetal en el mundo y China el cliente más grande que ellos tienen, aparentemente los chinos están cansados de que sus productos no puedan entrar en Argentina sin trabas arancelarias y, por ello, les aplica una medida correctiva para ver si entran en razón.

La industria de molienda en Argentina está clavada en los ríos que de inmediato toman semilla, la muelen, la suben a un barco harina y aceite, lo que implica que estos grandes molinos no tienen almacenaje y si los chinos no están ahí para llevarse el aceite, la molienda se empieza a congestionar.

En mi opinión, China lo que realmente está diciendo es que temporalmente no necesita el aceite. Es difícil hacer enojar a tu mayor proveedor de algo necesario sin un plan B o una nación que lo sustituya; la realidad es que a los volúmenes chinos sólo los argentinos le entran, y esto es por que se muele más de lo que ese mercado consume, además de que el mercado argentino usa girasol y no soya como principal aceite vegetal.

Para lo que viene es sólo ir descubriendo y calculando el tamaño de los cultivos en proceso, si las cosas siguen como están, tendremos una monstruosidad de producción maicera y este año el maíz se sembró en tiempo, con lo que los calores de agosto y las heladas de octubre no serán problema.

La soya es otro tema, se hace en agosto y de momento el arranque es bueno, así que esperemos, pero no sin estar conscientes de que este año en Sudamérica hay muchísimo por venderse.

Así las cosas, diremos en términos futboleros que estamos empatados entre alcistas y bajistas, y que nadie anota, el balón va de un lado a otro de la cancha sin ir más lejos.

Tomando lo anterior, sólo te recuerdo que si eres productor o usuario, no puedes conformarte con un empate. En lo económico eso no funciona, no te despegues de tu presupuesto y mide tus riesgos, toma coberturas y hazlo libremente, no olvides que una cobertura subsidiada no siempre es una buena cobertura, si el subsidio no esta ahí cuando lo necesitas, esto de los mercados no responden bien a los tiempos dictados desde la burocracia y tú, respecto de coberturas agropecuarias y de derivados, ¿estás en buenas manos?

[email protected]