Los bonos del Tesoro estadounidense operaron con pocos cambios el miércoles, luego de una anunciada subasta de notas a 20 años por 24,000 millones de dólares y tras la asunción del presidente electo Joe Biden, que planea firmar una serie de decretos para marcar el comienzo de su gobierno.

Un ligero ascenso de los precios de la deuda hizo caer apenas los rendimientos. El retorno de los papeles referenciales a 10 años cotizó en 1.090 por ciento.

La investidura fue un evento que ya habían descontado los mercados, dijo Tom Simons, economista de Mercados Cambiarios en Jefferies LLC, en Nueva York.

La subasta de bonos del gobierno a 20 años por 24,000 millones de dólares fue levemente débil, al rendir un punto base por encima de lo previsto por el mercado a 1.657%, dijo Lou Brien, estratega de Mercados de DRW Trading en Chicago.

"No fue dramáticamente débil", expresó Brien, y añadió que la subasta del miércoles es apenas una de las otras ocho emisiones de deuda que ha realizado el gobierno con vencimiento a 20 años.

El rendimiento de las notas a 20 años operó al 1.646%, apenas por encima del 1.64% de la víspera.

El gobierno venderá este día 15,000 millones de dólares en papeles a 10 años vinculados a la inflación, o bonos TIPS.

La curva de rendimiento entre los papeles a 2 y 10 años subió levemente a 96.50 puntos básicos desde los 95.60 puntos básicos del martes.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos habían caído levemente el martes después de que la nominada a secretaria del Tesoro, Janet Yellen, dijo durante la audiencia de confirmación en el Senado que los recortes de impuestos promulgados en 2017 para las grandes corporaciones deberían ser derogados.