El cobre subió el jueves por menores inventarios y compras especulativas, continuando con el avance registrado en la sesión anterior ante las expectativas de una demanda sólida este trimestre, mientras que el aluminio cayó luego de tres sesiones de ganancias.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) avanzó 1.6%, a 6,917 dólares la tonelada, luego de cerrar con un alza de 1% en la sesión anterior.

El aluminio de referencia en la LME, en tanto, retrocedió 1.4%, a 2,335 dólares la tonelada.

“El aluminio está encontrando una resistencia muy fuerte justo por debajo de los 2,400 dólares. La razón está en el mercado de opciones, que es principalmente bajista en la entrega de junio”, dijo Gianclaudio Torlizzi, socio de la consultora T-Commodity en Milán.

El aluminio había ganado alrededor de 200 dólares al tocar niveles máximos esta semana, después de operar en un mínimo de 2,175 dólares el 24 de abril.

Los precios de los metales fueron apoyados por datos que mostraron que la inflación a los productores chinos repuntó por primera vez en siete meses en abril, lo que sugiere que la demanda industrial sigue siendo estable pese a que se intensifican las tensiones comerciales con Estados Unidos.

El zinc subió 0.4%, a 3,087 dólares la tonelada, pero Simona Gambarini, economista de Materias Primas de Capital Economics, espera que los precios del metal pierdan terreno.