El peso mexicano cerró casi estable este viernes, tras una sesión marcada por un avance del dólar, y en medio de señales de que se encuentran estancadas las conversaciones entre Estados Unidos y Canadá en el marco del TLCAN.

La BMV, en tanto, perdió en una sesión en la que se registró un número mayor de transacciones que el habitual por vencimientos de opciones y futuros sobre índices y acciones.

El peso cotizaba en 18.815 por dólar con una baja marginal de 0.01%, respecto a las 18.8125 unidades del precio del jueves.

La divisa mexicana, que en la semana acumuló un avance de 0.43%, llegó a depreciarse en la sesión hasta las 18.945 unidades por divisa estadounidense.

El asesor económico de la Casa Blanca, Kevin Hassett, dijo hoy que Estados Unidos está "muy, muy cerca" de tener que avanzar en su acuerdo comercial con México sin Canadá.

A poco más de una semana del plazo del 1 de octubre para publicar el texto de un pacto para actualizar el TLCAN, Estados Unidos y Canadá aún no han acordado los términos.

En los mercados, el referencial índice accionario S&P/BMV IPC bajó un 0.36%, a 49,331.51 puntos, con un volumen de 560.8 millones de títulos negociados.

En la semana, la Bolsa Mexicana de Valores cedió 0.57 por ciento.

En la recta final de la jornada del viernes se elevó considerablemente el número de transacciones en la plaza local por el llamado "Quadruple Witching Day".

Destacó el avance de las acciones del Grupo México, principal productor de cobre del país, que repuntaron más de 4.8% ante un incremento en el precio internacional del metal rojo.