Los analistas del mercado de cambios modificaron sus pronósticos para el tipo de cambio para el cierre del 2017, en un promedio de 20.21 pesos por dólar.

A inicios de año, la divisa mexicana promedió una cotización de alrededor de 21.96 pesos por dólar que, con respecto al nuevo pronóstico, resultó un decremento de 1.75 pesos por billete verde.

Los especialistas argumentaron que el ajuste a la baja del tipo de cambio peso-dólar se explicó básicamente por el menor nerviosismo que existe sobre el bajo efecto que podrían tener las políticas económicas de Donald Trump en la economía mexicana.

Dentro de la encuesta, Citibanamex cambió su precio, al pasarlo de 22.70 a 20.60 pesos por dólar entre enero y abril de este año, mientras Bancomer lo modificó de 22.90 a 20.50 pesos y Banco Santander lo bajó de 20 a 18.30 pesos en el mismo periodo.

El tipo de cambio peso-dólar finalizó operaciones en niveles de 18.76 pesos por dólar este jueves en negociaciones al mayoreo, que con respecto a las últimas transacciones de la sesión previa (18.7050 pesos), resultó una depreciación de 0.29%, equivalente a una pérdida de valor de 5.50 centavos.

El analista económico sénior de CIBanco, James Salazar, comentó que existen varios factores que explican la apreciación de la divisa mexicana, siendo el principal el cambio en el discurso de la administración del presidente estadounidense Donald Trump.

El especialista explicó que en las primeras semanas de este año, existió un sobreataque al peso mexicano, porque se consideraba que iba a ser la moneda más afectada, una vez que se pusieran en marcha las políticas económicas de Trump.

Mencionó que el peor escenario para la paridad peso-dólar fue cuando se percibió una salida eminente o ruptura de Estados Unidos del TLCAN, y se dio, por lo que este acontecimiento prácticamente cambio el escenario para el tipo de cambio peso-dólar.

El Banxico ayudó

Otro de los factores importantes que ayudaron a cambiar la perspectiva de los analistas resultó la política monetaria ortodoxa que aplicó el Banco de México, mediante el incremento de tasas de interés y ventas de coberturas cambiarias.

El analista del mercado de cambios de MetAnálisis, Mario Copca, comentó que el cambio en el pronóstico del peso mexicano influyó también la estabilidad en el precio internacional de petróleo, apoyado por el recorte en la producción de algunos países miembros y no miembros de la OPEP.

El especialista explicó que la menor volatilidad del mercado petrolero, lo cual originó un precio piso de alrededor de 50 dólares por barril, generó una mayor confianza entre los inversionistas.

Mario Copca señaló que los cambios que existieron en las elecciones de Europa, como fueron los casos de Holanda y Francia, que no figuraron los candidatos de ultra derecha, ayudaron a poner menos nerviosos a los participantes del mercado.

[email protected]