El panorama se aclaró en parte, para IEnova que lleva una recuperación en el precio de su acción del 11.28%, mientras que los títulos de Grupo Carso avanzaron 5.24% desde el anuncio del acuerdo, el pasado martes, con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) tras seis meses de controversia.

En términos de capitalización bursátil IEnova, lleva en la Bolsa Mexicana de Valores, una ganancia de 13,069.88 millones de pesos, para un market cap de 128,888 millones de pesos.

El gasoducto Sonora, de IEnova, que era parte del conflicto, y que cobraba bajo condiciones de fuerza mayor, el objeto de controversia, representa menos del 5% del EBITDA ajustado de 2018, de acuerdo con estimaciones de Citibanamex.

Grupo Carso, quien también está en el  Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) del mercado de capitales local, ha ganado 5.45%, a 55.56 pesos por papel. En estas tres  últimas jornadas su valor de capitalización bursátil se incrementó en 6,544.18 millones de pesos, a 126,687.95 millones de pesos.

El martes 27 de agosto se dio a conocer un acuerdo entre el gobierno federal y la Comisión Federal de Electricidad y empresas transportistas de gas natural, que incluye la ampliación de los contratos desde 25 hasta 30 o 35 años, así como el cambio de tarifa de inversión a tarifa de transporte, entre otros conceptos.

El conflicto se originó en febrero cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador acusó a los contratos celebrados de “leoninos”, pues a pesar de que algunas partes de los gasoductos no estaban en operación, la CFE seguía pagando por las cláusulas de fuerza mayor.

“Este acuerdo no sólo fue favorable para ambas partes ya que lograron establecer tarifas fijas y por el lado empresarial no se verán afectados sus resultados financieros, sino que también dará mayor impulso y confianza al sector”, dijo Alejandra Vargas, analista del banco  BX+.

El beneficio para las emisoras podrá verse reflejado desde los primeros trimestres de operación, comentó la estratega, ya que gracias al nuevo modelo de tarifas fijas los primeros años tendrán mayores ganancias a las estimadas.

El área de análisis de Itaú BBA tiene una perspectiva positiva para IEnova, pues ajustó al alza sus estimados de ingresos y EBITDA para la compañía hacia el 2020, mientras que para 2019 lo recortaron, considerando que el gasoducto comience a operar en septiembre y no en el primer trimestre de este año, como consideraban inicialmente.

El EBITDA de IEnova lo pronostican en 730 millones de dólares, desde 770 millones previos, para el presente año. Para 2020 proyectan un alza de 23% en este indicador.

Persisten riesgos

Los inversionistas se animaron ante el acuerdo logrado, sin embargo, podría no ser suficiente ante el menor desempeño económico del país, pese a que sí ayudará en los fundamentales de ambas empresas.

“Considero que el alza se vio impulsada por la noticia del acuerdo entre CFE y las empresas constructoras de gasoductos, sin embargo, tenemos que seguir tomando en cuenta que el panorama sigue reflejando un menor crecimiento económico, por lo que se podrían posponer algunos proyectos, por otro lado la baja en tasas y un plan de egresos con nuevos proyectos daría un mejor escenario al sector”, declaró Vargas.

Si bien el acuerdo ha sido un catalizador en las últimas jornadas para el alza en la cotización de las compañías, podría no ser suficiente para revertir la caída de casi 26% que tiene Grupo Carso desde febrero, cuando comenzó la disputa.

“Podríamos considerar un mejor desempeño para los resultados de los siguientes trimestres, lo que se podría reflejar en el precio de las acciones. Sin embargo, como se mencionó previamente tenemos que tomar en cuenta que el panorama sigue reflejando un menor crecimiento económico”, reiteró la analista del banco BX+ Alejandra Vargas.

[email protected]