Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos cayeron ante las expectativas de que Grecia apruebe un plan de austeridad para obtener la ayuda financiera de Europa y evitar una moratoria de su deuda, lo que apagó la búsqueda por la seguridad de la deuda.

La falta de apetito de los inversionistas por los bonos fue evidente en la subasta más débil en casi un año de papeles a cinco años.

La venta de 35,000 millones de dólares en notas a cinco años fue la segunda de las tres subastas programadas por el Tesoro para esta semana.

La mejoría del panorama de Grecia y la tendencia alcista del mercado bursátil y de las materias primas golpeó a los bonos, según analistas.

Una tendencia a la alza envió a los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a un mínimo de seis meses, las recientes débiles subastas suponen al menos un cambio temporal en el tono, dijo Justin Lederer, analista de bonos del Tesoro de Cantor Fitzgerald.

Las ventas siguieron tras la subasta de notas a cinco años, perjudicando los papeles a medio plazo.

Esta tendencia en las notas de maduración intermedia también acusa el inminente final de la segunda fase de compra de bonos por parte de la Reserva Federal, principalmente en el sector intermedio, con el objetivo de facilitar el crédito e impulsar el crecimiento económico.

La nota referencial a 10 años cayó 28/32 en precio, con sus rendimientos subiendo a 3.04%, desde 2.93% del cierre del lunes y 2.87% registrado al final de las operaciones del viernes.

Ayer, la Casa Blanca anunció que hoy el presidente Barack Obama sostendrá otra ronda de conversaciones con los líderes demócratas del Senado sobre el aumento del límite del endeudamiento.

La medida debería ser aprobada para el 2 de agosto, fecha en la cual el Tesoro estima que habría agotado las fórmulas para evitar una moratoria.

El rendimieno de la nota a cinco años cayó a 1.59%, un alza desde 1.45% del lunes.