La mayoría de las monedas de América Latina se valorizó el lunes, debido a que si bien persisten preocupaciones sobre el coronavirus en China, los inversionistas confían en que ese país logre limitar el impacto de la enfermedad.

La Comisión Nacional de Salud del gigante asiático informó que la cifra de muertes por el coronavirus ascendió a 361 el domingo, 57 más que el día anterior, mientras Pekín acusó a Estados Unidos de generar pánico con restricciones a los viajes y evacuaciones por la rápida propagación del nuevo virus.

Las ganancias fueron lideradas por el peso chileno con avance de 1.52%, impulsado por toma de ganancias mediante la venta de divisas.

En la misma línea, el real de Brasil subió 0.86%, mientras que en Argentina el peso se depreció 0.21% en un mercado vigilado por el banco central.

En Colombia, el peso colombiano finalizó con ganancia de 0.76%, después de tres sesiones consecutivas de pérdidas, y en Perú, la moneda ganó 0.37 por ciento.

Los mercados en México permanecieron cerrados debido a un feriado por el Día de la Constitución, y retomarán su actividad habitual hoy.

Por otra parte, el yen y el franco suizo, dos activos seguros, se debilitaron el lunes y retrocedieron desde máximos de varias semanas contra el dólar, ya que los temores en torno a la propagación del coronavirus de Wuhan parecían disiparse por las medidas tomadas por China.

El yuan cayó a un mínimo de más de siete semanas frente al dólar en operaciones internacionales, pero recortó sus pérdidas a medida que comenzaron las operaciones en Nueva York.