Las existencias de crudo y gasolina en Estados Unidos subieron la semana pasada, mientras que los de destilados cayeron, dijo este martes el Instituto Americano del Petróleo (API), un grupo de la industria.

Los inventarios de crudo crecieron en 3.2 millones de barriles en la semana del 29 de abril, por encima del alza de 2 millones de barriles que esperaban analistas, según un sondeo de Reuters.

El incremento se produjo incluso pese a la caída en 1 millón de barriles por día de las importaciones de crudo a 8.94 millones de bpd, según datos API.

En tanto, las existencias de gasolina subieron 680,000 barriles, frente al alza de 300,000 barriles que esperaban expertos.

Por su parte, las existencias de los destilados cayeron 1.5 millones, por encima del incremento de 600,000 barriles que pronosticaba el mercado.

La tasa de utilización de refinerías subió 0.6 puntos porcentuales a 82.2% de la capacidad, desde 81.6% en la semana anterior. Analistas aguardaban un alza de 0.7 puntos porcentuales.

Las existencias en el punto de entrega del petróleo estadounidense, Cushing, subió en 111., 00 barriles la semana anterior, dijo API.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, los futuros del crudo en Estados Unidos ampliaron sus pérdidas, en operaciones después del cierre oficial, luego del reporte de API. El contrato bajaba 2.55 dólares a 110.97 dólares por barril.