El petróleo bajó este viernes tras un aumento de la cantidad de pozos activos en Estados Unidos, que hace prever un incremento de su producción.

En Londres el barril de Brent del mar del Norte para setiembre cedió 25 centavos a 74.29 dólares.

En el mercado de Nueva York el barril de "light sweet crude" o WTI, también para entrega en setiembre, bajó 92 centavos, a 68.69 dólares.

Los precios no tuvieron una dirección definida en la jornada y cayeron poco antes del cierre luego que la firma Baker Hughes reportó que la cantidad de pozos activos en Estados Unidos subió a 861; tres más que la semana pasada.

Ese aumento presagia un incremento de la oferta estadounidense de oro negro que ya está en niveles récord.

Ese dato, sumado a informes de que Rusia aumentó su producción en julio, dio a los inversores una excusa para vender antes del fin de semana, según Phil Flynn de la consultora Price Futures Group.